Su llegada al club luso se ha frenado en las últimas horas, tal y como afirma el diario ‘O Jogo’ en su edición digital

Ayer estaba casi hecho. Hoy el casi se aleja de forma considerable. El fichaje de Adán por el Sporting de Portugal ha entrado en punto muerto. Según ha adelantado esta mañana el diario portugués O Jogo, la suspensión de la negociación es fruto de la marcha de Guilherme Pinheiro, administrador de la entidad lusa que ha venido gestionando la operación del posible traspaso del guardameta madrileño. Su dimisión el pasado 6 de junio -hace una semana- habría paralizado las conversaciones entre ambos clubes.

Por otro lado, la compleja situación institucional y deportivo –son seis los jugadores que ya han rescindido unilateralmente su contrato– afecta también a la negociación. Dentro de este embrollo, se encuentra inmerso de lleno el presidente del club luso, Bruno Carvahlo, quien estaría suspendido de forma preventiva con efectos inmediatos tras decretarlo la comisión de fiscalización del propio Sporting, que le acusa de “violar los estatutos” de la entidad. Tras la polémica generada entre los ultras del equipo con los jugadores, Carvahlo afirmó que dimitiría de su cargo, algo que no se ha producido y que ha ocasionado un nuevo revuelo en el seno del club.

En lo que respecta a Adán, lo que parece estar cada vez más claro es que el cancerbero no vestirá la elástica verdiblanca la próxima temporada, teniendo en cuenta que no es únicamente el conjunto portugués el que está interesado en hacerse con sus servicios.