Serra solo ganó uno de sus cinco enfrentamientos de local; Mel, uno de tres; las otras victorias, con Juande y Calderón

El Real Betis tratará de acabar esta noche (20.45h) con lo que ya va adquiriendo tintes de maldición en Heliópolis: las comparecencias del Espanyol, que en los últimos 30 años ha ganado aquí 9 partidos en Primera, ha empatado otros 8 y solo ha cedido 4 derrotas.

Las cuatro únicas victorias en estos treinta últimos años se lograron con Lorenzo Serra Ferrer en el banquillo en la temporada 1994/95, con Juande Ramos en la 2011/02, con Pepe Mel en la 2012/13 (la última vez que se clasificó para Europa) y el debut en casa de Gabriel Humberto Calderón en la 2013/14, que acabó con el descenso de los verdiblancos. Serra suma a esa victoria tres derrotas y un empate y Mel, una derrota y otro empate.


Una de las derrotas más sorprendentes de todas tuvo lugar en la temporada 1999/00 con Carlos Timoteo Griguol en el banquillo. El Betis ganaba 2-0 (ambos de Alfonso) en el minutos 66 de partido y acabó perdiendo 2-5. Los verdiblancos eran octavos antes de ese choque de la jornada 14ª y finalmente acabaron descendiendo a Segunda división, con Alfonso, Finidi, Denilson, Prats, Oli, Ito, Benjamín, Filipescu, Karhan, Crosa o el Chirola en sus filas, entre otros.