El derbi deja a Betis y Sevilla en Europa, uno por la puerta principal y otro por la de atrás

Los verdiblancos aseguran la sexta plaza tras un derbi cargado de tensión y poco fútbol. Los sevillistas se quedan con la séptima plaza y deberán jugar tres previas para disputar la Europa League

#ElGranDerbi dejó satisfechos a todos y a nadie a la misma vez. Los béticos lograron sellar matemáticamente su clasificación para la fase de grupos de la Liga Europa, sin necesidad de jugar previas, pero al mismo tiempo dejaron escapar una buena oportunidad de ganar por segunda vez en la misma temporada al eterno rival, lo que solo han conseguido en tres ocasiones a lo largo de la historia y este sábado se les puso muy de cara con el gol de Bartra a los cinco minutos. A la postre acabaron dando las gracias por el empate porque el Sevilla le dio la vuelta al marcador y se plantó en los últimos compases del partido con ventaja, aunque la misma solo le duró un par de minutos y no le dio ni tiempo a Caparrós de activar sus planes para que el 1-2 se alargara hasta el final.

Al Sevilla FC el empate le vale para certificar una séptima plaza -al perder el Getafe con el Atlético– que corría serio peligro hace un par de semanas, tras la destitución de Montella, pero no da para más. Los de Caparrós supieron sobreponerse al tempranero gol en contra y lograron voltear el marcador como tantas veces han hecho en la cancha del eterno rival, aunque luego se dejaron empatar cuando habían hecho lo más difícil y tuvieron que conformarse con el premio de consolación, pues tras empezar la Liga con la cuarta plaza Champions como objetivo, dejaron ir la quinta y la sexta y finalmente deberán superar tres rondas previas en los meses de julio y agosto para acceder a la fase de grupos de su competición talismán.

Los béticos cobraron pronto ventaja gracias un gol de Marc Bartra, al peinar de cabeza una falta lateral de Joaquín a los cinco minutos, pero el 1-0, en vez de asentar a los de Setién en su juego de posesión y toque, los puso extrañamente nerviosos. Jugadores como Fabián o Guardado perdían cantidad de balones y las disputas solían ser casi todas para los nervionenses, que gozaron de una abrumadora posesión pero fueron incapaces de crear una sola ocasión ante la meta de Pedro, bien custodiado por su tripleta de centrales.

Caparrós tuvo que cambiar a Mercado, lesionado, por Ben Yedder justo antes del descanso, y en el intermedio quitó a Sarabia -ya con tarjeta- para meter a Layún, mientras que Setién retiraba a un desafortunado Guardado para dar entrada a Boudebouz. Ninguno de los dos técnicos debía estar satisfecho con lo que estaba viendo, pues los béticos estaban inusualmente fallones en su juego combinativo y los sevillistas eran incapaces de materializar en ocasiones claras su dominio, cada vez más persistente. La segunda mitad, de todos modos, fue más movida: Nolito (46′) dio el primer avisto con un remate ligeramente cruzado y luego Sergio León (50′) reclamó un penalti por agarrón de Roque Mesa -por televisión se vio claro- que Álvarez Izquierdo dejó sin sanción.

El 1-1 llegó tras una jugada extrañisima, en la que Bartra se quedó pidiendo fuera de juego -que no había-, y Ben Yedder (57′) logró un gol inverosímil tras resbalarse, casi perder el balón por la línea de fondo y aprovechar las dudas de Bartra y Pedro y un afortunado rechace en Mandi. Luego Loren (61′) erró una ocasión muy clara para el 2-1 y tras un córner botado por Banega y muy mal defendido por la zaga bética, Kjaer (79′) culminó la remontada nervionense que les permitía seguir vivos en la pelea por la quinta y la sexta plaza. El gozo sevillista apenas duró un par de minutos, los que tardó Loren (81′) tras un buen centro de Barragán y un mal despeje de David Soria en restablecer la igualada, que deja a todos contentos pero a nadie satisfecho.

Al Betis se le puso el partido muy pronto de cara y dejó escapar una gran ocasión para haber roto con muchos años de sinsabores en el Villamarín, principalmente porque completó un partido muy malo. Los sevillistas, por su parte, hicieron lo más difícil y se quedaron con la miel del triunfo en los labios, que solo pudieron saborear un par de minutos. Al final, los dos van a Europa, uno por la puerta principal y otro por la de atrás, pues el séptimo deberá superar tres rondas previas para acceder a la fase de grupos mientras dirime la Supercopa de España y con la Liga ya empezada, lo que a la larga puede pasar factura si no se cuenta con una plantilla amplia y compensada y se planifica la temporada de manera minuciosa.

2 – Real Betis: Pedro (1); Barragán (1), Mandi (2), Bartra (1), Jordi Amat (2), Durmisi (1); Javi García (0); Guardado (0) (Boudebouz -0-, m.46), Fabián (1); Joaquín (0) (Tello -1-, m.72) y Sergio León (0) (Loren -2-, m.58).

2 – Sevilla FC: David Soria (1); Mercado (1) (Ben Yedder -2-, m.46+), Kjaer (2), Lenglet (2), Escudero (1); Nzonzi (2), Roque Mesa (2); Sarabia (0) (Layún -1-, m.46), Éver Banega (1); Nolito (1) (Franco Vázquez -sc-, m.85); y Sandro (1).

Goles: 1-0, M.05: Bartra. 1-1, M.57: Ben Yedder. 1-2, M.79: Kjaer. 2-2, M.81: Loren.

Árbitro: Alfonso Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Amonestó al local Guardado (m.17) y a los visitantes Sarabia (m.20), Lenglet (m.23), Escudero (m.71) y Layún (m.90).

Incidencias: Partido de la trigésima séptima jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Benito Villamarín ante unos 55.588 espectadores, entre ellos cerca de medio millar de aficionados sevillistas ubicados en una zona acotada para seguidores visitantes. En los prolegómenos, el exjugador nigeriano del Betis Finidi George recibió un homenaje de la afición desde el césped




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *