El ‘caso Malaya’ se lleva por delante a Luis Oliver, destituido como director deportivo del Córdoba

La Audiencia Provincial de Málaga ha pedido que Gil Silgado y Luis Oliver sean condenados a dos años y nueve meses de prisión por blanqueo de capitales en una pieza separada del caso Malaya

Luis Oliver ha dejado la dirección deportiva del Córdoba por «la necesidad de un cambio de aires» en esta parcela, anunció este viernes el presidente del club, Jesús León, informa IUSPORT.

León dijo en rueda de prensa que «gracias a Oliver se consiguió el reto de la salvación la pasada temporada» que «sin él hubiera sido imposible» y mandó «un mensaje de agradecimiento a su estilo y a la forma de afrontar la situación, porque nada es fácil».

«En este momento, el club está por encima de todos y la salida de Oliver es lo que se necesita para seguir adelante», afirmo León, quien reconoció que aún no hay acuerdo con el navarro y que «hay que negociar su indemnización», que además entrará en el límite salarial.

Esta circunstancia deja al club con «alrededor de 3,5 millones de euros para conformar la plantilla», señaló el presidente cordobesista, quien explicó que esta decisión, «muy pensada y meditada», está motivada por el hecho de que «se necesitaba un cambio para reconducir la situación.

León añadió que «en las próximas horas se nombrará a un sustituto», para lo que apuntó que se tiene que «poner las pilas».

La compra del Xerez

El miércoles ya se conoció que el Fiscal había mantenido que el exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca participó en la compra del Xerez en 2002 blanqueando dinero.

Pues bien, el mismo fiscal sostiene que en la operación utilizó al expresidente del club José María Gil Silgado y al que fuera su propietario, Luis Oliver Albesa, según informó la agencia Efe.

En el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Málaga, Anticorrupción ha pedido que Gil Silgado y Luis Oliver, este último actual director general deportivo del Córdoba, sean condenados a dos años y nueve meses de prisión por blanqueo de capitales en una pieza separada del caso Malaya en relación con la compra del club jerezano.

Además, el ministerio público pide que sean condenados a pagar una multa de 2,5 millones de euros, el dinero supuestamente ilícito que Roca habría aportado en la operación. Gil Silgado ha mantenido su inocencia y ha alegado que la compra del club jerezano por 3,6 millones de euros la hizo con fondos propios, que conocía a Roca pero que en 2002 se desconocía sus problemas con la justicia.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *