El Betis se estrella contra el muro puesto por Simeone

Los verdiblancos tuvieron un 69% de posesión inocua ante un Atlético que acabó con seis defensas y se llevó los tres puntos del Villamarín

El Real Betis chocó contra el muro del Atlético y mostró su impotencia ante el sólido sistema defensivo montado por Diego Simeone, que aprovechó al filo de la media hora de juego la primera ocasión que tuvo para cobrar ventaja en el marcador por medio de Saúl y defendió luego el 0-1 hasta con seis defensas ante las insistentes pero débiles acometidas de los verdiblancos.

Los de Setién monopolizaron la posesión de balón (71% al descanso y 69% al final del partido), pero solo en una ocasión pusieron a prueba a Oblak, que respondió a la perfección ante un derechazo de Tello (59′), el único jugador bético capaz de rematar con peligro entre los tres palos del meta colchonero en todo el partido.

Setién dispuso hoy, ante la baja de Javi García, un doble pivote con Fabián escorado a la derecha y Guardado en la izquierda, con Joaquín metiéndose mucho por dentro para tratar de combinar con Boudebouz y Tello tirado a la banda izquierda. Los verdiblancos monopolizaron la posesión del balón durante la primera media hora, aunque sin apenas hacerle cosquillas a Oblak, ante el que Boudebouz remató de manera inocente a los dos minutos y al que no pudo probar Barragán en el 22′, al llegar tarde a una falta lateral botada por Joaquín que se paseó por delante de la portería colchonera sin encontrar rematador.

El Atlético, agazapado sin remilgos, con línea de cuatro atrás y cuatro medio centros por delante –Carrasco, Thomas, que es un portento físico, Gabi y Saúl– llegó una vez, en un balón largo de Godín sobre Vrsaljko que cogió a Durmisi fuera de sitio -el danés está muy lejos de su mejor nivel-, lo que permitió al croata mandar un medido centro que superó en primera instancia a Adán y luego a Barragán, que se despistó en el lance y se dejó robar la cartera por Saúl.

Primera llegada colchonera y 0-1. Y a raíz de ahí, defendiendo, que es gerundio. Acto seguido, un mal pase de Feddal dio opción a Correa a plantarse ante Adán, pero su remate fue muy centrado y lo detuvo el meta sin problemas. La afición bética, en ese momento, se volcó con los suyos tras recibirlos con una fuerte pitada. Estaba viendo que daban todo lo que llevaban dentro y al que lo da todo no se le puede pedir más. Hoy, al menos, fue así.

Tras el descanso, sin cambios, los jugadores béticos siguieron percutiendo con el muro cada vez más conglomerado de los colchoneros, que aparte de un trabajadísimo y poblado sistema defensivo tienen en sus filas a uno de los mejores porteros del mundo. El paradón de Oblak al obús de Tello (59′) fue de antología.

Simeone le vio las orejas al lobo y dijo que ni una más, así que empezó a poblar de defensas el campo. Primero dio entrada a Giménez por el extremo Correa (61′) para pasar a jugar con tres centrales y en el descuento acabaría metiendo un cuarto central -Lucas- para evitar sorpresas en cualquier balón aéreo.

Setién, debido a las lesiones, tenía muy pocos recursos en el banquillo para tratar de agitar el choque. Primero dio entrada a Camarasa por un lesionado Guardado -puede sufrir un pinchazo que lo tenga varias semanas de baja- y luego tiró de los canteranos Julio Gracia y Aitor Ruibal,  que suplieron a Barragán y Fabián, por lo que Joaquín acabó jugando de lateral derecho. Y el Atlético de Simeone, con cuatro centrales, defendiendo ese 0-1 que le permite seguir invicto y sumar ya un año sin perder lejos del Wanda ni del Calderón.

La afición bética, tras recibir con una fuerte pitada al equipo por los anteriores sainetes ante Las Palmas y Cádiz, encajó con resignación el desenlace final tras ver cómo los suyos se habían dejado la piel de manera infructuosa. La derrota es la tercera consecutiva que sufre el Betis y el séptimo partido seguido sin ganar, seis de ellos de Liga, donde los de Setién ya han pérdido casi todo el colchón que tenían, por lo que afrontan los dos últimos partidos del año, ante Málaga y Athletic, a cara de perro.

0 – Real Betis: Adán (1); Barragán (0) (Julio Gracia -1-, m.75), Mandi (2), Feddal (1), Durmisi (0); Guardado (1) (Camarasa -1-, m.70), Fabián (2) (Aitor Ruibal -sc-, m.88); Joaquín (1), Boudebouz (2), Tello (1); y Sergio León (1).

1 – Atlético de Madrid: Oblak (2); Vrsaljko (2), Savic (2), Godín (2), Filipe Luis (2); Carrasco (1), Thomas (2) (Lucas -sc-, m.93), Gabi (1), Saúl (2); Correa (0) (Giménez -1-, m.61), Gameiro (0) (Fernando Torres -1-, m.76).

Gol: 0-1, M.30: Saúl Ñíguez.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Amonestó a los locales Boudebouz (m.1), Guardado (m.43), Mandi (m.79) y Sergio León (m.96), y a los visitantes Correa (m.14), Godín (m.51) y Filipe Luis (m.59).

Incidencias: Partido de la decimoquinta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Benito Villamarín ante 45.517 espectadores, entre ellos unos 200 atléticos. Césped en perfecto estado




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *