En el Barça está lesionado hasta el médico: Coutinho, Dembelé, Paulinho, Alcácer, Umtiti… y Messi cargadísimo de partidos

El crack argentino es el único de la plantilla que ha sido titular en los cuatro últimos, en diez días, y ahora se avecinan tres seguidos, el primero ante el Betis. Iniesta, Mascherano y Yerri Mina también son duda

El FC Barcelona llegará este domingo al Benito Villamarín con las bjas seguras de Coutinho, Dembelé y Umtiti, las más que probables de Paulinho y Alcácer, las dudas de Iniesta y Mascherano, Yerri Mina aún no recibió el tránsfer y su gran estrella, Leo Messi, llega cargadísimo de partidos. En condiciones normales, Valverde le daría descanso, pero ante la plaga de bajas -está lesionado hasta el médico- habrá que ver qué decisión toma Ernesto Valverde, amigo de dosificar a sus estrellas.

Leo Messi, Gerard Piqué, Sergi Roberto y Sergio Busquets fueron los únicos titulares habituales del FC Barcelona que disputaron ayer completo el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Espanyol, que infligió a los azulgrana en el derbi catalán su tercera derrota de la temporada, tras el 2-0 sufrido en el Bernabéu (1-3 en la ida) en la final de la Supercopa de España.

Con 9 puntos de ventaja en la Liga sobre el Atlético, 11 sobre el Valencia y 19 sobre el Real Madrid, el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el RCD Espanyol pasa a ser una prioridad absoluta para los de Valverde, que el próximo jueves reciben a los pericos en el Camp Nou y al domingo siguiente juegan otra vez en casa, ante el Alavés, en el primer partido de la primera vuelta.

En otras condiciones no sería de extrañar, por tanto, que el mismísimo Leo Messi arrancara desde el banquillo el partido del domingo en el Benito Villamarín ante el Real Betis. Messi lleva cuatro partidos seguidos de titular en los últimos once días (7 de enero vs Levante, 11 vs Celta, 14 vs Real Sociedad y 17 vs Espanyol) y ahora se avecinan otros tres partidos en una sola semana, dos de ellos en el Camp Nou, donde es muy poco probable que se quede en el banquillo. De estos cuatro últimos partidos, el crack argentino, autor de cuatro goles, jugó tres de ellos completos y solo fue sustituido en el 59′ en la vuelta del choque copero contra el Celta (a la ida en Balaídos, el 4 de enero, no fue ni convocado).

Piqué y Busquets no jugaron ni un minuto en el choque liguero de 7 de enero contra el Levante, mientras que Sergi Roberto no disputó la vuelta copera ante el Celta del día 11 (en la ida apenas jugó 14′ el 4 de enero). En el resto de los cuatro últimos partidos, todos ellos fueron titulares y jugaron los 90′ completos.

Messi, hasta la fecha, solo ha dejado de jugar el citado partido de Copa contra el Celta y los dos de la primera eliminatoria ante el Murcia. En Liga ha sido titular en los 19 partidos de la primera vuelta y no ha sido sustituido una sola vez. En la Champions, sin embargo, ya ha sido suplente dos veces con Valverde: el 22 de noviembre solo jugó 34′ ante la Juve en Turín y el 5 de diciembre disputó 29′ ante el Sporting Clube en el Camp Nou, con la clasificación ya resuelta. En ambos casos, el Barça tenía importantes compromisos después: las visitas a Mestalla y La Cerámica de Villarreal, respectivamente.

Si juega de titular el domingo en el Villamarín, sería el quinto partido de Messi en 14 días, con otros dos que afrontar en el Camp Nou la semana siguiente, así que no hay que descartar en absoluto que Valverde decida reservarlo de inicio, aunque a la ‘Pulga’ le gusta jugarlo absolutamente todo y la plga de lesiones en el Barça obligará a Valverde a forzarle más de lo que le gustaría. Messi cumplirá en junio 31 años y un descanso de vez en cuando siempre viene bien para prevenir posibles lesiones.

Ayer, durante el partido con el Espanyol, se retiró lesionado Paulinho al sufrir un fuerte pisotón en los dedos del pie derecho, que seguramente también provoque que sea baja ante el Real Betis, así como Dembelé, que se volvió a lesionar de consideración tras jugar apenas unos minutos en Anoeta el pasado domingo y estará al menos otro mes de baja por el mismo problema muscular que ya le tuvo tres meses de baja: rotura fibrilar en el músculo semitendinoso de la pierna izquierda. Coutinho, que quitó a Dembelé el record de ser el fichaje más caro de la historia del Barça (160 millones el brasileño por 145 del francés, con las pertinentes variables) llegó lesionado del Liverpool y tampoco parece en condiciones aún de debutar ante el Real Betis, pues no está previsto que pueda volver antes de diez días.

Paco Alcácer sufrió una rotura en el recto anterior a mediados de diciembre, antes del clásico ante el Real Madrid, y desde entonces no ha vuelto a disputar ni un minuto, aunque su baja se estimaba para tres o cuatro semanas que ya se han cumplido. Umtiti sufrió una fuerta rotura en el biceps femoral a primeros de diiembre y le diagnosticaron dos meses de baja. Es otro que tampoco estará ante el Betis, mientras que Iniesta no jugó ayer contra el Espanyol por una contracturua en el sóleo y Mascherano, pendiente de ser traspasado al futbol chino, también se perdió el choque copero de ayer por molestias musculares. El colombiano Yerri Mina tampoco pudo ser convocado por Valverde al no haber llegado su pase internacioinal. En el Barça está lesionado hasta el médico, pues el doctor Pruna ha sido operado recientemente de dos hernias y también está de baja. Él es el responsable de dar las altas a los lesionados y esta semana no parece que vaya a dar ninguna, especialmente tras la recaida de Dembelé, si acaso la de Paco Alcácer, que lleva ya más de un mes sin jugar.

Luis Suárez, por tanto, queda como el único delantero apto, junto a Messi, para el choque del domingo ante el Betis ¿Reservará Valverde al crack argentino, o se arriesgará a hacerle jugar su quinto partido seguido de titular en 14 días, sabiendo que luego hay otras dos citas trascendentes y, de superar al Espanyol, las semifinales coperas acto segudio? De no ser por las lesiones de Paulinho, Coutinho, Alcácer y Dembelé, seguramente Messi esperaría en el banquillo del Villamarín el domingo, pero tal y como está el panorama igual se ve obligado Valverde a alinearlo en contra de la que sería su primera intención de darle descanso. Aunque juegue andando, el argentino es todo un peligro cuando está sobre la cancha.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *