Los verdiblancos vuelven a  quedarse sin marcar, y sin encajar -Joel Robles hizo tres grandes paradas-, y se traen un empate sin goles que sabe a poco en su regreso a la Liga Europa, pues jugaron los últimos 20 minutos en superioridad numérica por expulsión de Tsimikas

Cinco años después de su última participación internacional, el Betis se reencontró con la Liga Europa con un empate sin goles en el campo del Olympiacos, en un partido en el que la posesión fue del equipo español y las mejores ocasiones, del conjunto griego.

Fiel a su estilo, el equipo de Quique Setién monopolizó la posesión en los primeros minutos, gracias a un terceto de centrocampistas -Lo Celso, Guardado y Joaquín- que tocaba con precisión aunque sin que el conjunto local tuviera demasiados motivos para la inquietud.


La primera llegada peligrosa del partido la protagonizó Loren, lanzado por un buen balón en profundidad de Joaquín pero demasiado lento para definir ante el portero, ya que ni siquiera le dio tiempo a rematar ante el veloz cruce de Elabdellaoui.

Giovani Lo Celso, que actuaba por primera vez como titular, intentó poco después adelantar a los suyos con un remate con efecto que salió fuera por poco y también tuvo su opción Sergio León, al cabecear demasiado centrado, a las manos de Giannotis, un centro de Barragán.

Sin embargo, la ocasión más clara de la primera parte la tuvo un conjunto ateniense que aguardó agazapado el error del rival, que llegó cuando Mandi se trastabilló en una disputa con Fortounis, que se internó hasta el borde del área y sirvió a Podence, solo, pero su zurdazo fue telegrafiado a Joel Robles, quien despejó sin apuros.

La segunda mitad comenzó con una opción clara para cada contendiente, pues Joel Robles hubo de achicar ante Fetfatzidis, que se había plantado sin marca en el punto de penalti, y acto seguido no pudo Loren meter la cabeza para culminar una bonita acción trenzada del Betis coronada con un centro de Joaquín.

Sergio León estuvo demasiado individualista, ya dentro de la última media hora, al concluir con un tiro inocuo una jugada tras la interceptación de un pase de Vukovic, sin acordarse de un Loren que le reclamaba el balón desmarcado.

Cuando se encaraba el último cuarto de hora, Tsimikas vio la segunda cartulina amarilla, lo que reforzó al Olympiacos en su idea de encerrarse sin que, paradójicamente, el Betis se mostrase más peligroso, tal vez porque Canales e Inui entraron demasiado fríos en el partido y no generaron apenas fútbol.

La única ocasión del tramo final, muy clara, llegó tras un centro desde la izquierda de Tello que Sanabria y Loren no pudieron rematar en boca de gol, lo que terminó con las esperanzas béticas de llevarse los tres puntos.

0 – Olympiacos: Giannotis  (1); Elabdellaoui (1), Meriah (2), Vukovic (2), Tsimikas (0); Camara (2), Bouchalakis  (0) (Natcho -1-, min. 36); Fetfatzidis (1) (Lazaros – 1-, min. 71), Fortounis (1), Podence (2) (Torosidis -1-, min. 80); y Ahmed Hassan (0).

0 – Real Betis: Joel Robles (3); Barragán (1), Mandi (2), Javi García (1), Sidnei (2), Tello (1); Guardado (2), Lo Celso (2) (Inui – 1-, min. 83), Joaquín (1) (Sanabria -1-, min. 80); Sergio León (0) (Canales -0-, min. 71) y Loren (1).

Árbitro: Daniel Stefanski (Polonia). Expulsó por doble amonestación al griego Tsimikas (min. 32 y min. 73). Mostró tarjeta amarilla al local Bouchalakis (min. 21) y a los visitantes Canales (min. 75) e Inui (min. 85)

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del grupo F de la Liga Europa disputado en el estadio Yoryios Karaiskakis de El Pireo. Alrededor de 35.000 espectadores.