El doctor Calero dice no tener “capacidad de visión divina” para haber previsto la rotura de Feddal

“El objetivo número uno es que en el primer día de la pretemporada a ver en qué punto está, pero el objetivo es que esté dispuesto para el primer partido de la temporada”, señala el médico del Real Betis

Tomás Calero ha explicado hoy en Radio Marca los detalles de la operación de Zou Feddal, que, dentro de la gravedad, tenía roto el tendón por una zona no tan complicada como si estuviera pegada al hueso. El doctor Calero salió también el paso de comentarios insidiosos que aseguraban que la rotura del tendón de Feddal estaba ‘cantada’ porque arrastraba molestias en esa zona, responsabilizando al propio jugador y a los servicios médicos por la desgraciada jugada. “Si fuéramos capaces de tener esa capacidad de visión divina, no tendríamos trabajo prácticamente. La gente puede decir lo que quiera, aquí hay que respetar a todo el mundo. Si él no se desequilibra en la caída, no se rompe el tendón. El tendón no nos estaba manifestando nada negativo hasta el parón que tuvo, algún día daba mejores sensaciones, otros daba peores… pero para preveer lesiones habría que tener plantillas de 40 jugadores. ¿Recaídas? No lo podría asegurar, si la operación ha ido bien y la recuperación también cuántas reintervenciones de tendón hay, pues un porcentaje mínimo. Pero si me preguntas por la posibilidad de una recaída, no te lo puedo decir”.

Calero explicó cómo transcurrió la intervención quirúrgica, realizada en Barcelona por el equipo del doctor Cugat, una eminencia en la materia. “Estas cosas hasta que no se abren no se pueden confirmar. Expones el tendón a la luz y vemos el alcance exacto de la lesión. En estos casos la lesión era como se esperaba, pero como nota positiva en este caso fue una sutura de término a término, se enlazaron las dos partes del tendón roto en la cirugía y confiamos en que todo vaya por buen camino. Dentro de lo malo, hay roturas de este tipo que suelen ser más complicadas, pero ésta no ha sido la peor, ni mucho menos”. Preguntado por los plazos, Calero respondió que “como todo, esto es un combate a tres o cuatro asaltos. Lo primero es que el postoperatorio vaya bien, el segundo que cuando se le quite la inmovilización y haga trabajo activo, el tercero que vaya aumentando las cargas poco a poco y el cuarto que y vuelva a calzarse las botas y pueda entrenarse. No habiendo afectado mucho la zona distal, en el quinto mes podría estar haciendo algo de trabajo en el campo. El objetivo número uno es que en el primer día de la pretemporada a ver en qué punto está, pero el objetivo es que esté dispuesto para el primer partido de la temporada, con las 5-6 semanas de pretemporada de margen que hay”.

Calero, en declaraciones que transcribe Alfinaldelapalmera, también hizo referencia a la evolución de Joel Campbell y Tonny Sanabria: “Joel Campbell está haciendo ya trabajo de campo y quizás de aquí a dos semanas podría haber más novedades. Van las cosas bastante bien, ya va haciendo trabajo de campo y aumenta las cargas poco a poco. Pero como decíamos de Feddal, le queda el paso más importante, que es el del regreso al terreno de juego. La rodilla ha ido respondiendo perfectamente en este tiempo y ahora queda el paso más importante, el de ver cómo responde la rodilla en los entrenamientos y el contacto con los compañeros”.

De Sanabria yambién dio buenas noticias, aunque como en el caso de Campbell, hasta que no fuerce la rodilla no se sabrá a ciencia cierta si surgen complicaciones: “Aprovechando la presencia en Barcelona para la operación de Zou, pasamos consulta ayer con el doctor Cugat. La evolución está siendo muy buena y la rodilla está respondiendo muy bien. En su caso, ahora ya se pasa a una fase, tras una parte de cargas de trabajo muy pequeñas, en la que podrá aumentar el trabajo. El próximo mes será un mes importante para Tonny”, indicó.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *