Luis Adriano anota el 4-1 para el Spartak de Moscú.

Los de Berizzo fallaron en las dos áreas de manera clamorosa y los rusos, con un portero estelar y letales a la contra, los destrozaron

Debacle en toda regla la del Sevilla FC en Rusia ante el Spartak de Moscú, que infligió un contundente 5-1 a los de Berizzo en un partido bronco, con mucho ritmo y constantes alternativas en las dos áreas, donde los rusos se mostraron tremendamente certeros, con un portero colosal y rematadores infalibles. En las filas nervionenses, Sergio Rico pudo hacer bastante más en casi todos los goles, sin que errara claramente en ninguno, al igual que toda su defensa, y Ben Yedder, especialmente, falló ocasiones clamorosas. He ahí las principales razones del naufragio.

El Spartak puso pronto las cosas cuesta arriba, pues en una rápida contra llevada por Eschenko, tras un córner a favor de los sevillistas, el holandés Promes ponía el 1-0 al cabecear un certero centro que superó a Kjaer y cogió a contrapié a Sergio Rico.

Corría solo el minuto 17 y los rusos ya habían dejado claro que iban a ser un rival duro de roer, se emplearon con dureza desde el pitido inicial y contragolpeaban con velocidad y mucho peligro cada vez que tenían ocasión. Ben Yedder (8’) había desaprovechado antes una muy buena y los moscovitas clavaron la primera que tuvieron, así que tocó remar a contracorriente, como en Liverpool, el Wanda o San Mamés.


En las filas nervionenses fue Nolito el primero en sacar a relucir su calidad para poner en problemas a la zaga rusa y una gran jugada suya en la misma línea de fondo, con caño incluido, no fue gol porque un defensa se cruzó cuando Sarabia (25’) se disponía a remachar.

Los de Berizzo reaccionaron bien al aguijonazo del 1-0 y Kjaer (30’) logró empatar a la salida de un córner, y si no se fueron con ventaja al descanso fue por una sensacional mano del meta Selikhov (44’) a un remate de Krohn-Dehli que buscaba las telarañas de la escuadra. Fue solo el preludio de su recital.

El Sevilla se hartó de fallar goles tras el descanso, y lo pagó carísimo

Tras el descanso los de Berizzo cogieron con fuerza las riendas del choque, encerraron al Spartak en su parcela y generaron ocasiones sobradas para hacer el 1-2, pero ahí surgió estelar la figura del meta Selikhov y demostró Ben Yedder sus limitaciones, pues primero le sacó una clara el portero y luego, regateado este, fue Kombarov quien evitó el 1-2 bajo palos, que antes pudo anotar Krohn-Dehli con otras dos grandes ocasiones en las que se topó con el inspiradísimo meta ruso.

‘El que perdona, lo paga’. La máxima futbolística no tardó en cumplirse y en la primera acción elaborada de los rusos, como ocurrió en el primer periodo, Melgarejo hizo el 2-1 con un chut cruzado junto al palo que Sergio Rico solo pudo ver entrar. Duro golpe, pero corría solo el minuto 58 y los sevillistas tenían tiempo de sobra para reaccionar. No lo hicieron. Al contrario, se hundieron con estrépito hasta encajar una goleada sonrojante, al conceder muchos espacios en la zona ancha y ser incapaces los defensas de seguir la endiablada velocidad de los rusos al contragolpe. Y el portero, de parar alguno de los remates que fueron entre los palos.

Glushakov (66’) hizo el 3-1 con una sensacional volea, Luis Adriano (74’) anotó el 4-1 tras una fulminante contra con Promes y un pésimo repliegue de Kjaer, y la guinda la pondría el propio Promes, que se marcó un partido sensacional, al anotar el 5-1 tras varias filigranas entre la aturdida zaga sevillista y caño a Pizarro para batir a Sergio Rico (89′) con un chut raso entre una nube de piernas en el que también pudo hacer bastante más el meta nervionense.

Del Sevilla no se volvió a saber nada tras el 2-1, se descompuso por completo y ve cómo se le complica el pase a octavos, aunque aún depende de sí mismo para lograrlo. Deberá vengar esta dura derrota dentro de dos semanas en el Sánchez-Pizjuán, el miércoles 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, tras la noche de Halloween, tres días antes de visitar al Barcelona en el Camp Nou. Aunque antes, este sábado, hay que rendir visita a Mestalla, con la segunda plaza liguera en juego.

5 – Spartak Moscú: Selikhov (3); Kombárov (2), Dzhykiya (2), Taksi (2), Yeschenko (2); Fernando (2), Glushakov (2); Samédov (2) (Melgarejo -2-, min.25), Popov (2) (Pasalic -1-, min.57), Promes (3); y Luis Adriano (3).

1 – Sevilla FC: Sergio Rico (0); Mercado (0), Kjaer (0), Lenglet (1), Escudero (1); Pizarro (0); Banega (0), Krohn-Dehli (1), Sarabia (0), Nolito (1) (Navas-sc-, min.76); y Ben Yedder (0) (Muriel -sc-, min.82).

Goles: 1-0, min. 18: Promes. 1-1, min.30: Kjaer. 2-1, min.58: Melgarejo. 3-1, min.67: Glushakov. 4-1, min.74: Luis Adriano. 5-1, min.90: Promes.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Dzhikiya, Fernando y Escudero.

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga de Campeones disputado en el estadio Otkritie Arena ante unos 40.000 espectadores (lleno)