El utrerano se sale con la selección sub 21 pero apenas juega en el Real Madrid, que pudo dejarlo cedido este año en el Betis, a lo que se negó el futbolista

Dani Ceballos es un sensacional jugador. Ayer volvió a demostrarlo con la selección 21, donde cuajó un soberbio partido, firmando el primer hat-trick de su carrera, ante Eslovaquia. De eso no cabe duda. Como tampoco debe haberla de que si esta temporada no está jugando en el Real Betis es porque él no quiso.


El Real Madrid estaba dispuesto a pagar su cláusula de rescisión y dejarlo un año cedido en el conjunto verdiblanco. Lorenzo Serra y Quique Setién trataron de convencerlo de que permanecer un año más aquí era lo mejor para su carrera y para el propio Betis. Pero no hubo manera. El chaval quería dar el salto al Madrid y se acabó saliendo con la suya.

Con el dinero conseguido por Ceballos -entre unas cosas y otras unos cuatro millones más de los fijados en su cláusula de rescisión, de quince- el Betis ha podido fichar este verano a Javi García, Andrés Guardado y Ryad Boudebouz, y aún le dio para pagar lo que costó Sergio León. Difícilmente podrían haber llegado más de un par de ellos sin lo ingresado por el utrerano.

Dani Ceballos, en el Real Madrid, apenas juega. Eso era de prever porque la competencia en el club merengue –Modric, Kroos, Isco, Marco Asensio…– es tremenda: solo ha sido titular en 3 de los 19 partidos oficiales que lleva disputados el conjunto merengue (uno completo) y la posibilidad de ir al Mundial, que se le hubiera abierto de par en par de seguir siendo titular indiscutible en el Betis, se le esfuma casi por completo pese a sus exhibiciones con la sub 21.

Ahora, según han filtrado algunos medios, surge la posibilidad de que Dani Ceballos salga cedido en enero en busca de minutos y hay quien apunta la posibilidad de su vuelta al Betis. Yo no lo veo. A lo hecho, pecho. En verano tuvo la oportunidad de quedarse cedido y no quiso. Y casi nadie lo ha echado de menos en el Betis, que ha sabido cubrir su ausencia con buenos fichajes. Es un sensacional futbolista, sin duda, pero plantearse ahora su vuelta me parece descabellado.