El Tucu Correa, durante el partido de este sábado en San Mamés / SFC

El delantero argentino señala que “tras el gol de ellos no nos hemos podido enganchar de nuevo en la segunda parte”

“Mal sabor de boca”, afirmaba Joaquín Correa tener tras la derrota de los de Eduardo Berizzo ante el Athletic Club este sábado. “Nos vamos disgustados, ha sido un primer tiempo con mucho ritmo y con ocasiones y nos vamos con la amargura de no poder llevarnos los tres puntos que vinimos a buscar. O al menos un empate que creo que merecimos”.


Y es que tras adelantarse los de Ziganda en el marcador, “no nos hemos podido enganchar de nuevo en la segunda parte. Nos han empezado a salir mal las cosas, nos hemos frustrado y hemos ido a peor. Es un momento desafortunado pero no hay tiempo para lamentos porque ahora ya tenemos un partido muy difícil en Champions el martes. El equipo está concentrado y metido, pero el infortunio de no ser capaces de transformar les permite a ellos encontrar su gol y cambiar la dinámica”.