El presidente sevillista admite en la presentación de Joaquín Caparrós como nuevo responsable del Área de Fútbol  que se buscó “un perfil específico, que hemos estado buscando, pero que no ha sido posible conectar con el equipo que ya teníamos”

El presidente José Castro presentó este viernes a Joaquín Caparrós como director del Área de Fútbol del Sevilla FC. Castro aseguró que el puesto de Caparrós “abarca toda la responsabilidad deportiva de la entidad“, así como informó que “llevamos hablando con Joaquín más de un mes para el tema deportivo, porque entendíamos que había que apostar por la gente de la casa. La primera opción era, es y será la gente de la casa, gente que además de su capacitación y de su sevillismo es doliente y eso es lo que yo quiero, jugármela con gente a quien esto le duela“.

Preguntado por los intentos frustrados de traer a un director deportivo para complementar el equipo de trabajo de la secretaría técnica, el presidente aclaró que “teníamos claro desde el principio que la dirección deportiva en general iba a ser gente de la casa capacitada y doliente. Eso no significa que no quisiéramos un perfil específico, que hemos estado buscando, pero que no ha sido posible conectar con el equipo que ya teníamos“.


Y volviendo sobre Caparrós, señaló que “un día buscamos a Joaquin Caparrós cuando esta entidad estaba muerta en casi todos los niveles, ahora ha vuelto Joaquín Caparrós a una entidad viva, ahora lo que queremos es seguir aspirando es a conseguir grandes metas”.

Asimismo, preguntado por el futuro de Clement Lenglet y Steven Nzonzi, Castro indicó que “estamos hablando con Lenglet, no es ningún secreto. Le quedan años de contrato con nosotros y lo que queremos que continúe muchos años aquí… No tenemos ninguna información del Barcelona. Ayer nos reunimos con el representante y el padre del futbolista y ellos no nos han dicho nada, sino que están muy contentos aquí… De Nzonzi no hay nada, está en el Mundial, lo que queremos es que haga un buen Mundial y tiempo habrá para hablar de todo”.