José Miguel López Catalán y Tomás Calero, hoy en la radio del club / RBB

El jefe de los servicios médicos elegirá a su sustituto para la próxima temporada y pasará a ejercer otras funciones dentro del Área de Salud

El Real Betis Balompié va a acometer en los próximos meses un proceso de renovación y crecimiento del Área de Salud, en concordancia con el crecimiento general de la entidad en todas sus parcelas. Los retos sanitarios que afronta una entidad deportiva profesional de élite, con más de 51.000 abonados y cientos de jóvenes en las academias de fútbol, fútbol femenino, baloncesto y fútbol sala obligan a una mejora sustancial de sus prestaciones. Este proceso dirigido por el consejo de administración del Real Betis contará con la aportación y la experiencia del doctor Tomás Calero, médico del Club en dos periodos desde 1986. El doctor Calero, toda una institución en el Betis, culminará durante esta temporada 2017/18 su etapa al frente del primer equipo y colaborará en la elección de su sustituto a partir de la temporada 2018/19, para seguir vinculado posteriormente al Área de Salud verdiblanca.

El vicepresidente del Real Betis José Miguel López Catalán y el doctor Tomás Calero han explicado hoy este proceso en el programa ‘Hora Betis’ de Radio Betis.


“El crecimiento de todas las áreas del Club nos obligaba a modernizar un elemento clave del Real Betis que afecta al primer equipo, a la cantera, a las secciones y a todos los abonados. Para la apuesta decidida del consejo por mejorar la Salud era fundamental contar con el doctor Calero, al que le damos las gracias por su implicación y su generosidad para ayudarnos a llegar a un nivel top como el Betis se merece”, ha señalado López Catalán.

El momento estable del Real Betis posibilita estos cambios. “Ahora tenemos la estabilidad, los recursos económicos y la mirada a largo plazo para acometer este proyecto. Tomás ha sido ocho años vicepresidente de la Asociación Española de Médicos de Equipos de Fútbol, conoce perfectamente la medicina deportiva en España y en el extranjero. Para buscar lo mejor hemos querido arrancar en octubre y no al final de temporada. El Betis es su casa y va a seguir siéndolo, nos va a ayudar con su experiencia y su capacidad. El doctor Calero ha sido muy generoso al asumir así una nueva etapa y vamos a rematar un año muy ilusionante”, indicaba el vicepresidente del Real Betis.

Tomás Calero quiso ampliar los detalles de este proceso. “Agradezco a la entidad por haberme hecho partícipe de este proyecto. La idea que yo tenía de crecimiento durante muchos años la vamos a plasmar ahora. Ha llegado la hora de dar el testigo a otra persona que conozca perfectamente qué es el Betis y cómo hacerlo crecer. Tenemos que fijarnos cómo trabajan los grandes clubes europeos y en la medida de nuestras posibilidades asimilarnos a ellos. Vamos a dar un relevo generacional. Me hace mucha ilusión buscar mi propio sustituto, dejar a quien yo crea mejor para llevar el testigo como esta casa se merece”.

Mi retiro soñado sería dejar la infraestructura que el Betis necesita para crecer en el aspecto sanitario, también a nivel institucional y a la vanguardia médica, nuestra presencia en congresos, en la búsqueda del mejor aparataje deportivo… trabajos que son difíciles de hacer si uno está vinculado al trabajo diario con el primer equipo”, señaló Calero.

“El recambio tiene que venir con ideas jóvenes y renovadoras, no seguir con lo mismo que hacemos en estos momentos. La medicina deportiva de ahora no tiene nada que ver con la que se hacía hace diez años, con la nueva generación de procesos biológicos. Vamos a buscar súper especialistas con nuevas terapias. Necesitamos gente joven que venga y nos aporte ideas nuevas. La facilidad que me ha dado el Club es un reto tan ilusionante como el día a día con mis jugadores. Vamos a cambiar muchas estructuras y sistemas de rendimiento, de readaptación y de fisioterapia. Mejorar en calidad requiere una apuesta y una inversión que el Club va a acometer. Y todo ello irá en redundancia de los jugadores. El Club me ha respetado como yo pensaba y le estoy muy agradecido”, finalizó el doctor.

El doctor Calero, por último, señaló que Javi García y Boudebouz están ya plenamente a disposición del entrenador y con el alta médica, por lo que ambos podrían jugar el sábado ante el Alavés si se estima oportuno. Javi García lo hará casi con toda seguridad.