Los verdiblancos nunca lograron marcar 17 goles en las ocho primeras jornadas de Liga, pero su deficiente balance defensivo le impide colocarse entre los mejores

 

Un resultado como el 3-6 entre Real Betis y Valencia es la séptima vez que se produce en los 24.374 partidos de la historia de la Liga, se suele dar uno cada diez años aproximadamente. Para los verdiblancos supone un duro varapalo, pues pese a que firman el mejor balance goleador de su historia, 17 goles a favor -y 17 en contra- en ocho jornadas, en las dos últimas ha anotado siete que solo le han valido para sumar un punto. Del Bernabéu se llevó los tres con un solitario tanto, gracias a que dejó su puerta a cero.

El de este domingo ha sido el tercer partido de la historia de la Liga en que marcan gol nueve jugadores distintos, lo que solo ocurrió antes en un Espanyol-Valencia (6-4) en 1949 y en el Sevilla FC-Espanyol (6-4) que inauguró la pasada campaña en el Sánchez-Pizjuán.


El Valencia hacía 63 años que no marcaba 21 goles en las ocho primeras jornadas de Liga, desde la temporada 1954/55 y tras su excelente arranque de Campeonato se postula como un serio aspirante a pelear las plazas de Champions esta temporada. El próximo domingo recibe al Sevilla FC en Mestalla en un choque que puede marcar el futuro de ambos.

La última vez que el Betis encajó seis goles en casa fue la pasada campaña: 1-6 ante el Real Madrid. Los verdiblancos son el equipo que más goleas ha concedido en saques de esquina, son ya cuatro. Todo estos datos, y muchos más, los aportan en sus cuentas de twitter varios especialistas en la materia que pueden seguir a través de este enlace permanente en tuitlist.com