El Real Betis Energía Plus estrena el casillero de victorias al ganar a Obradoiro (83-77)

Los verdiblancos se imponen a uno de los equipos revelación de la temporada gracias a un extraordinario segundo cuarto, con un parcial de 25-5. Schilb, Uriz y Kelly tiraron del equipo

El Real Betis Energía Plus logró su primer triunfo de la temporada al batir al Monbus Obradoiro, una de las revelaciones del Campeonato, por 83-77 un triunfo cimentado en un extraordinario segundo cuarto con un parcial de 25-5 que permitió a los béticos irse con 21 puntos de ventaja al descanso (47-26), aunque luego volvió la relajación y tocó sufrir hasta el final.

Tras un primer cuarto de toma y daca (22-21), el inicio del segundo marcó el despegue de los béticos, que infligieron un parcial de 13-0 a Obradoiro en apenas tres minutos, guiados por un sensacional Uriz, que en menos de un minuto firmó una jugada de 2+1 y otra de 3+1 para llevar el marcador a un 35-21.

Al equipo bético, con muchos jugadores en pista de la segunda unidad, como Uriz, Cruz, Sánchez o Golubovic se le vio al fin defender con intensidad desconocida, lo que provocó que la sirena sonara varias veces sin que los gallegos acertaran a lanzar. Los de Quintana corrieron varias veces el contraataque con velocidad y criterio y el acierto general en el tiro de tres (6 de 9) permitió llegar al descanso con un cómodo 47-26 que de ninguna manera se podía escapar. Kelly (12), Schilb (9) y Uriz (7) eran los máximos anotadores en el intermedio.

Tras el descanso, sin embargo, apareció de nuevo la relajación defensiva, tan habitual toda la temporada, y Obradoiro pasó de estar 21 abajo a situarse a 8 tras un parcial de 8-21 que encendió las alarmas, pues al margen de la laxa defensa solo Schilb era capaz de dar réplica en ataque. Un arreón final, con triple de McGrath -al fin- casi sobre la bocina permitió a los béticos perder el parcial solo de 9 (19-28) y encarar el último cuarto con 12 de ventaja (66-54).

En el último cuarto los gallegos apretaron y llegaron a ponerse a cinco puntos (74-69), pero la veteranía y el buen hacer de Kelly y Schilb (21 y 23 puntos, respectivamente) permitieron mantener el colchón hasta el final para que los béticos sumen su primera victoria, tras once jornadas, y se sitúen a dos de la permanencia. Schilb, con un triple providencial a falta de 39 segundos, puso el 79-72 que sentenció el partido.




 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *