El buen partido del Real Betis en La Rosaleda, en datos

Espectacular actuación de Fabián y Joaquín dando su mejor versión. Jordi Amat estuvo muy sólido jugando de pivote y Adán, al que apenas chutaron, especialmente acertado con los pies

Dentro del buen tono mostrado ayer por el equipo verdiblanco sobresalió el excelente partido completado por Fabián y Joaquín. El joven canterano, ante la ausencia de Javi García, retrasó su posición y fue el auténtico galvanizador del juego del equipo, que tuvo en un Joaquín especialmente inspirado a uno de los estiletes. El portuense se fue con suma facilidad de sus marcadores cuantas veces lo intentó -tres regates con éxito, ninguno fallado-, jugó siempre con mucho sentido, asistió de gol a Sergio León y marcó otro que le anularon de manera injusta.

Fabián fue el líder del equipo a la hora de jugar el balón por todas las zonas del campo, además de ser el máximo recuperador del partido, con hasta 13 robos de balón al rival, según los datos estadísticos del partido que recoge Marca. Completó su mejor partido como jugador del primer equipo del Real Betis, que hará bien en renovarle pronto, pues su cláusula de 15 millones de euros ya empieza a ser un caramelito para los grandes del fútbol español. Fabián salió con éxito de cuatro regates y exhibió toda la calidad que atesora en un partido completísimo.

También estuvo contundente en tareas defensivas Zou Feddal, aunque me gustaría resaltar el buen partido completado por Jordi Amat como medio centro, donde fue un gran complemento para Fabián y Camarasa o el mismo Joaquín.

Otro que estuvo acertado a la hora de jugar el balón fue el meta Adán, al que apenas remataron dos veces sin excesivo peligro. El portero jugó con acierto todos los balones a corta o media distancia, siendo el iniciador de muchas jugadas combinativas de ataque -los dos goles llegaron tras acciones muy elaboradas- y solo fueron al rival los que decidió jugar en largo en momento de apuro.

El Betis en Málaga se mantuvo fiel a su idea de juego, Setién volvió usar el sistema con doble pivote –Fabián-Amat– que le otorga más solidez defensiva y jugadores como Sergio León, Camarasa, Jordi Amat o el mismo Joaquín elevaron de forma notable su nivel respecto a los últimos partidos, por lo que se hicieron acreedores a una justa y necesaria victoria que convendría refrendar el viernes en el último partido del año ante el Athletic para volver recuperar de una vez las buenas sensaciones ofrecidas en el arranque de Liga pese a las importantes bajas que sufre el plantel.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *