El técnico sevillista, Eduardo Berizzo, destacó la capacidad de los suyos para “tranquilizarse en la segunda mitad y controlar más el partido”

La ansiedad le jugó una mala pasada al equipo en la primera mitad. Ése ha sido el razonamiento del técnico del Sevilla FC, Eduardo Berizzo, en su análisis de la victoria de los suyos de este sábado ante el Celta, un partido al que tuvieron que darle la vuelta tras el tanto de los de Unzué. “En la primera parte estábamos más ansiosos, en la segunda nos tranquilizamos y conseguimos una victoria ante un rival difícil que nos posiciona muy bien y nos fortalece de cara a lo que viene”, comentó el técnico.

“Ponernos en ventaja en la segunda mitad nos permitió controlar más el partido”

También fueron clave para Berizzo los minutos de los goles, el primero justo antes del descanso, lo que otorgó alas a los suyos para afrontar el segundo acto: “Los momentos de los goles tiene que ver, por supuesto, empatamos y salir en la segunda parte poniéndonos en ventaja nos permitió controlar más el partido y alimentar mejor a los atacantes a la contra. Es una victoria muy valiosa”.


E insistió: “Estábamos demasiado ansiosos, perdíamos balones antes de gestarlos… Pero lo mejoramos, nos tranquilizamos y atacamos con más paciencia, menor velocidad, pero mayor precisión y ganamos a un rival difícil. Lástima el gol que recibimos, pero ha sido una victoria positiva que nos llena de confianza para el martes e intentar conseguir otra”.

Sobre sus alineaciones y el sistema de rotaciones, precisó que “todos los jugadores son suplentes y algunos de ellos los escoge el entrenador para jugar”.

En este sentido puntualizó que Jesús Navas “entiende” que este sábado no haya jugado y que, en el caso del centrocampista alemán Johannes Geis, quien jugó en esta ocasión de central, destacó que “hizo un gran partido” y además su polivalencia es muy interesante para el equipo