El técnico regresó en AVE desde Madrid con sus allegados, procedentes de Argentina, con quienes pasará en la capital hispalense las Navidades, ya que no puede viajar en avión por prescripción médica

Eduardo Berizzo ha regresado este sábado 23 de diciembre por la tarde a Sevilla en el AVE de las cuatro desde Madrid, a donde se desplazó tras la derrota del miércoles en San Sebastián para recoger a un buen número de familiares procedentes de Argentina que van a pasar con él las Navidades aquí en la capital hispalense, pues debido a su reciente operación para tratarse el cáncer de próstata que le fue detectado, los médicos le han recomendado que no coja el avión.

Eduardo Berizzo, junto a su esposa Valeria, en una imagen de archivo.

El técnico argentino fue destituido ayer por el consejo del Sevilla FC que preside José Castro, tras encadenar por vez primera en la temporada tres partidos de Liga sin ganar -un empate y dos derrotas-, pese a que el equipo se va al parón navideño quinto, a dos puntos del cuarto y a siete del segundo clasificado. Y en octavos de la Champions y la Copa del Rey. Con tres puntos más que Juande Ramos y Unai Emery en sus primeras Navidades como técnicos sevillistas y vivo en todas las competiciones, pues estos dos cayeron a las primeras de cambio en la Copa del Rey, aunque luego ganaron la Copa de la UEFA, que en la actualidad el Sevilla no juega porque participa en una competición de mucho mayor nivel, como la Liga de Campeones.


El caso es que el consejo presidido por José Castro y la dirección deportiva que comanda Óscar Arias han decidido poner fin a la era Berizzo, al que firmaron dos años el pasado verano, de manera fulminante, tan es así que el técnico no ha tenido ocasión ni de despedirse de sus futbolistas, con los que estuvo por última vez en el vestuario de Anoeta el miércoles tras el partido, antes de que se fueran de vacaciones.

Berizzo, que no viajó a San Sebastián con el equipo, regresó en tren a la capital de España, donde ha permanecido un par de días, y este sábado ha recogido a cerca de una veintena de familiares que se han desplazado expresamente desde Argentina, con los que va a pasar estos días de Navidades aquí en Sevilla, tal y como tenía previsto hace semanas, pues su destitución ha sido del todo punto sorprendente e inesperada.