Villar ha impugnado la suspensión de su cargo que ordenó el CSD y ha solicitado la adopción de medidas cautelares contra la medida y se las pueden conceder

El presidente titular de la Real Federación Española de Fútbol, aunque suspendido cautelarmente por el Consejo Superior de Deportes, Ángel María Villar, podría volver en un plazo breve a ejercer en su despacho en Las Rozas, pero no como visitante, sino como presidente en ejercicio.


Según ha informado Rafa Fernández en Onda Cero y recoge Iusport, Villar ha asegurado a su entorno que la semana que viene la Justicia le concederá la cautelar y volverá a ser presidente del máximo órgano federativo español.

Ángel María Villar ha impugnado en la vía Contencioso-Administrativa el acuerdo de la Comisión Directiva del CSD del pasado 25 de julio, por el que fue suspendido por tiempo de un año.

Este recurso era previsible, pero Villar no se ha limitado a impugnar la suspensión. Además de ello, ha solicitado la adopción de medidas cautelares contra dicha medida.

Recuérdese que el dirigente vasco está imputado por el juez Santiago Pedraz por los presuntos delitos de corrupción entre particulares, apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental y alzamiento de bienes, pero, tampoco se olvide, la causa está en fase de instrucción.

Villar entiende que está perfectamente legitimado jurídicamente (moralmente es otra cosa) para retomar el pleno ejercicio de la presidencia de la RFEF. Lo contrario, sostiene, sería de privarle de un derecho constitucional (al cargo) sin que medie condena penal ni sanción administrativa que le incapacite para el cargo.

De ser estimada su petición de cautelares, Ángel María Villar podría, por tanto, volver a ejercer sus funciones como presidente de la Federación Española de Fútbol.