Alejandro Martínez, técnico del Real Betis Energía Plus / RBB

El técnico del Real Betis Energía Plus cree que el partido ante el Joventut se ha decidido en los tiros libres. “Ese porcentaje en tiros libres, 93% ante 62%, ha sido determinante”

A la sexta tampoco pudo ser. El Real Betis Energía Plus no pudo lograr su primera victoria de la temporada en Badalona ante el Divina Seguros Joventut en un choque muy impreciso por ambas partes, como reconocía el propio técnico bético Alejandro Martínez.

“Ha sido un partido de los que posiblemente hayamos visto mucho en nuestra vida entre dos equipos muy necesitados de ganar, con muchas irregularidades en ambos equipos, con muchas urgencias por ganar, muchos picos, muchos parciales, sin una regularidad en los cuarenta minutos y viviendo a impulsos. El último impulso ha sido el de ellos. Lo hemos intentado, pero la última bola no ha entrado. Nobel (Boungou-Colo) ha intentado meter el rebote. Mala suerte. No ha sido canasta y se ha decantado la victoria en favor de la Penya”, apuntaba el entrenador verdiblanco.


Para Martínez, quizá la clave del encuentro estuvo en el tiro libre. Y es que los porcentajes del equipo verdiblanco no fueron nada buenos. Todo lo contrario que los del conjunto verdinegro. “Han estado muy bien en el tiro libre y nosotros muy fallones. Hemos valorado más, hemos reboteado más, pero hemos fallado once tiros libres y jugadores que no suelen hacerlo. El resto del partido ha sido parejo. Ese porcentaje en tiros libres, 93% ante 62%, ha sido determinante”, continuaba.

El técnico intentaba explicar los motivos del mal rendimiento del equipo en estas primeras seis jornadas. “Esa mochila de derrotas y malos resultados pesan. Ambos equipos estamos teniendo un camino de mejoría, pero en nuestro caso no llega la primera victoria. Vamos a trabajar para que llegue la semana que viene”, agrego el técnico.

Ya toca, por tanto, mirar hacia adelante. Quedarse con lo positivo y trabajar para revertir la situación. “Falta trabajo, faltan horas de vuelo. En los dos últimos partidos hemos competido. Hemos tenido bola para empatar, tanto ante Fuenlabrada como hoy, algo que no había pasado en los partidos anteriores. Creo que es un punto de apoyo. Las mochilas de las derrotas pesan, pero somos profesionales, vivimos con eso, hay que resetearse otra vez, empezar el próximo día a entrenar con la ambición de ganar y sumar la primera victoria”, concluía.