A la planificación del Sevilla FC le faltó el remate final

En el último día de mercado, que se presumía agitadísimo, solo se produjo la salida de Ganso como cedido y Portu se quedó en el camino, como pasó días antes con Mariano

El último día de mercado en el Sevilla FC, que se esperaba agitadísimo en cuanto a entradas y salidas, deparó solo la marcha de Ganso al Amiens francés en forma de cesión, por lo que Joaquín Caparrós no pudo cerrar la plantilla como era su intención y el deseo de Pablo Machín y toda la afición sevillista, que ha vivido unos meses de mercado repletos de sorpresas y sinsabores por los numerosos nombres que se han dejado escapar. El último ha sido el media punta Portu, una petición expresa de Machín, en especial para compensar la no llegada de un segundo delantero referente, tan reclamado por el técnico, que podrá contar, eso sí, con dos futbolistas de mucho nivel arriba como André Silva y Quince Promes, además de retener a Sarabia, que ha estado en un tris de marcharse. Los nombres de los ausentes Mariano, Batshuayi, Caleta-Car o el mismo Portu, principalmente, dejan ciertamente un mal sabor de boca a la hora de valorar el cierre del mercado, en el que el equipo de Caparrós ha acusado su inexperiencia y tampoco ha podido colocar a otra serie de futbolistas a los que se trató de dar salida infructuosamente, casos de Nolito, Borja Lasso, Carriço o Muriel. A la planificación del Sevilla FC, que no iba mal encaminada, le ha faltado el remate final, pues los últimos días de mercado, para los que se fiaron importantes incorporaciones, como las de Mariano o Portu, han sido realmente decepcionantes.

Joaquín Caparrós, en redes sociales, se felicitaba por “el gran equipo confeccionado” tras el cierre del mercado, aunque a tenor de los comentarios de réplica a su mensaje, no parecen los sevillistas estar muy de acuerdo, al menos los tuiteros, muy dados a la crítica ácida y afilada.

Nueve altas y trece bajas

Nueve caras nuevas han llegado al Sevilla en este mercado de fichajes, sin contar a Roque Mesa, que ya estaba, y sí al guardameta Juan Soriano, que sube del filial: Vaclik, Aleix Vidal, Sergi Gómez, Gnagnon, Gonalons, Amadou, Quincy Promes y André Silva.

Por contra ya no siguen en la plantilla sevillista otros nueve: Sergio Rico, David Soria, Corchia, Lenglet, Pareja, Nzonzi, Pizarro, Ganso y Correa. Aparte, cuatro jugadores que estaban la pasada campaña cedidos tampoco continúan, casos de Layún, Carole, Geis y Sandro.

La plantilla sevillista para la temnporada 2018/19 queda compuesta por 23 futbolistas:

Porteros
Vaclik
Juan Soriano

Centrales
Kjaer
Mercado
Gnagnon
Sergi Gómez
Carriço

Laterales/carrileros
Jesús Navas
Aleix Vidal
Escudero
Arana

Centrocampistas
Banega
Roque Mesa
Gonalons
Amadou

Mediapuntas
Franco Vázquez
Borja Lasso

Interiores / extremos
Sarabia
Quincy Promes
Nolito

Delanteros
André Silva
Ben Yedder
Muriel

Mejora en la portería y la delantera

La plantilla sevillista mejora en la portería con la legada de Vaclik, un guardameta que está mostrando muy buenas maneras en sus primeros partidos, aunque en la reserva queda el prometedor Juan Soriano (21 años), que aún no debutó en Primera. También en punta cuenta el Sevilla con más dinamita con André Silva, que en su primer partido de Liga ya superó el número de goles anotados toda la campaña a anterior en la Serie A. Machín, pese a todo, se ha quedado sin ese delantero de referencia que venía reclamando desde el primer día, una labor que deberá desempeñar el portugués. En el extremo izquierdo, el equipo también debe ganar con la aportación de Quincy Promes, un diestro que juega a pierna cambiada y que viene a cubrir la salida de un irregular Correa.

Las bajas de Lenglet y Nzonzi, que han dejado más de 60 millones en las arcas, se han cubierto con jugadores de un nivel a priori inferior, pues ni Sergi Gómez o Gnagnon llegan al de Lenglet, ni Gonalons o Amadou al que ofreció Nzonzi, que fue muy alto durante sus años en el Sevilla y ayer viernes falló lastimosamente y facilitó la derrota de la Roma ante el Milan en el descuento (3-2). Aparte de Lenglet y Nzonzi, Pareja, Pizarro y Geis también han abandonado el club.

La plantilla sevillista, pese a ser manifiestamente mejorable, está capacitada de sobras para lograr el objetivo de meterse de nuevo en competición europea -quinta y sexta plazas-, pues exigirle la cuarta parece excesivo viendo el plantel que ha confeccionado el Valencia y la distancia sideral que mantienen Barcelona, Real Madrid y Atlético. Conseguir la cuarta plaza sería todo un éxito y pelearla, una obligación, aunque se presuma a priori muy difícil poder lograrla con el plantel que se ha confeccionado, en comparación con los que tienen los demás rivales directos.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *