El delantero uruguayo del Celta de Vigo Maxi Gómez sufrió este martes un esguince en la rodilla derecha durante el partido amistoso disputado por su lesión ante Japón que le tendrá varias semanas de baja

El atacante había accedido al terreno de juego en el minuto 76 y ocho más tarde tuvo que retirarse del campo. La primera exploración habla de un esguince de rodilla aunque el jugador se someterá a nuevas pruebas médicas a su llegada a Vigo para determinar el diagnóstico definitivo y el tiempo que deberá permanecer de baja, aunque la previsión inicial es que deberá estar al menos tres o cuatro semanas apartado de los terrenos de juego, por lo que se perdería los próximos cuatro partidos de Liga ante Alavés, Eibar, Real Betis (4 de noviembre) y Real Madrid, tres de ellos en Balaídos y contra los béticos en el Villamarín. También se perdería la ida de los 1/16 de la Copa del Rey del próximo día 31.

La lesión de Maxi Gómez es un serio contratiempo para el técnico Antonio Mohamed, que no tiene un recambio en la primera plantilla tras la marcha el pasado verano de Claudio Beauvue. Su sustituto este viernes frente al Deportivo Alavés podría ser el delantero alemán del filial Dennis Eckert, quien viene entrenando habitualmente con la primera plantilla.