Con Berizzo ha perdido los cuatro partidos de Liga que ha empezado encajando un gol. Con Sampaoli ganó seis, empató uno y perdió otros seis

El Sevilla FC, que fue la pasada temporada el equipo de Primera división que más partidos remontó para ganar, tras empezar perdiendo, no ha sido capaz en lo que va de temporada de sumar un solo punto tras encajar el primer gol en el campeonato liguero, lo que le ha costado cuatro derrotas en las seis últimas jornadas ante Atlético (2-0), Athletic (1-0), Valencia (4-0) y FC Barcelona (2-1), donde al menos fue capaz de anotar un gol y lograr el empate momentáneo, aunque apenas duró cinco minutos ya que Alcácer hizo el 2-1 muy poco después.

La pasada campaña, a las órdenes de Jorge Sampaoli, el Sevilla FC ganó 6 de los partidos que empezó perdiendo (Espanyol 6-4, Las Palmas 2-1, Deportivo 2-3, Real Madrid 2-1, Osasuna 3-4 y Real Betis 1-2) empató uno y perdió otros seis, 25 goles a favor y 31 en contra en los 13 partidos en los que encajó primero, sumando un total de 19 puntos, 1,46 por partido, un promedio que solo mejoró el Real Madrid (1,88), tras ganar cuatro, empatar tres y perder solo uno de los ocho partidos que empezaron perdiendo los merengues. El Málaga también ganó 6, empató 4 y perdió 15, pues empezó encajando en el 66% de sus partidos.


Messi, rodeado de jugadores sevillistas este sábado en el Camp Nou / LaLiga

La campaña 2015/16, la última a las órdenes de Unai Emery, el Sevilla FC también tuvo serios problemas para remontar en la Liga, pues solo ganó un partido que empezó perdiendo, empató dos y perdió doce, con 12 goles a favor, 33 en contra y un escuálido promedio de 0,33 puntos por partido que empezó perdiendo.

En la 2014/15, sin embargo, también con Emery en el banquillo, el Sevilla volvió a ser de los mejores en las remontadas, ganando 4 partidos, empatando 2 y perdiendo 8, con 23 goles a favor, 34 en contra y 1 punto por partido, promedio que solo mejoraron el Real Madrid (1,60) y el FC Barcelona (1,50).

Esta temporada el Sevilla FC solo ha remontado para empatar un partido que empezó perdiendo, contra el Istambul en la previa de la Champions en el Sánchez-Pizjuán: perdía 0-1, se puso 2-1 y al final empató 2-2. En Liverpool empezó ganando 0-1, e puso por debajo 2-1 y acabó empatando 2-2.