“Ojalá venga más de un delantero”, indicó ayer Machín. El sueño casi imposible sigue siendo Batshuayi y también se tantea al portero Kiko Casilla

El Sevilla FC tiene avanzadas negociaciones con el Milan para hacerse con la cesión del delantero portugués André Silva, mientras que, según informa Onda Cero, ha contactado con el Real Madrid para interesarse por la situación de Borja Mayoral, pues tal y como reconoció Pablo Machín tras el partido con el Zalgiris “ojalá venga más de un delantero”.

El favorito de la dirección deportiva sigue siendo Michy Batshuayi, pero sacar al belga del Chelsea no va a resultar sencillo -su cesión, por una temporada, rondaría los 10 millones de euros, y por su traspaso le han pedido 80, aparte de haberse metido el Valencia por medio- de ahí que ya se estén activando otras opciones que permanecían ‘aparcadas’ hasta el cierre del mercado en la Premier.

André Silva (22 años, 1,84 metros) no es el delantero tipo que está reclamando Pablo Machín, corpulento y rematador, pues el portugués es más de toque y también domina el juego fuera del área. El Milan pagó el año pasado 38 millones de euros al Oporto por sus servicios, pero en su primer año solo logró anotar 2 goles en 24 partidos en la Serie A (10 en 40 partidos, en todas las competiciones) y tras la llegada de Higuaín tanto el club como el jugador verían con buenos ojos una cesión, que es lo que está negociando el Sevilla.


Como punta referente del tipo que pide Machín encaja más Borja Mayoral (21 años, 1,82 metros), por el que Joaquín Caparrós ha preguntado al Real Madrid. Mayoral hizo 7 goles (3 en Liga) en los 927′ jugados la pasada campaña con el Real Madrid, repartidos en 24 partidos.

Vincent Aboubakar (Oporto, 26 años, 1,84 metros) es otro jugador del perfil solicitado por el técnico, aunque para sacarlo del equipo portugués habrá que desembolsar más de 20 millones de euros. Con las salidas de Lenglet y Correa el Sevilla ingresa en torno a 50 millones de euros y la mayoría piensa invertirlos para reforzar la delantera, la línea más necesitada del equipo como ha podido comprobarse de nuevo en esta pretemporada. Maxi Gómez (Celta) era otro de los candidatos, pero el conjunto vigués se ha mostrado inflexible y por menos de 30 millones de euros no escucha ofertas por el uruguayo, que le costó 4 millones hace un año. Niko Kalinic (30 años, 1,87 metros) también estaba en el tipo de delantero reclamado por Machín, pero finalmente el Milan lo ha traspasado al Atlético por unos 15 millones de euros.

Tras la salida de Sergio Rico al Fulham, cedido -allí peleará por la titularidad en la portería con el ex bético Fabricio-, el club nervionense también se plantea el fichaje de otro portero. El favorito era Fernando Pacheco, pero el Alavés no lo deja salir por menos de 15 millones de euros, así que, tras el fichaje de Courtois por el Real Madrid, el Sevilla se ha interesado también por la situación de Kiko Casilla, que podría salir por un precio más asequible.