“Lo que quiere el míster lo tenemos presente y marcado desde el primer día. Nos ha dejado escrito su filosofía. Su objetivo es ver un equipo más agresivo en el campo”

El capitán del Betis, Joaquín Sánchez, ha afirmado este miércoles que el objetivo de los de Quique Setién para la próxima temporada es mejorar la pasada, en la que quedaron sextos, “estar arriba” en la clasificación y “competir día a día, que es lo que te da o te quita estar en Europa”.

Joaquín compareció en rueda de prensa en el complejo de Montecastillo, donde hoy termina la concentración bética antes de enfrentarse esta noche en Cartaya (Huelva) al Sporting de Braga portugués, unos días que el extremo portuense ha calificado como “muy positivos”.

“Lo que quiere el míster lo tenemos presente y marcado desde el primer día. Nos ha dejado escrito su filosofía. Hay cosas que mejorar, pero trabajamos en ese Betis de mucho toque y mucha llegada, para poder disfrutar del fútbol. Su objetivo es ver un equipo más agresivo en el campo”, consideró Joaquín.


El extremo de El Puerto de Santa María afirmó que, pese a que el año pasado “nadie pensaba en entrar en Europa”, fue “una alegría tras una gran segunda vuelta” y ahora, algo “muy bonito” y un acicate que “te hace crecer en todos los aspectos”.

En este sentido, destacó que el cambio del club bético en dos años “ha sido grandísimo” y que ello es lo que quieren “todos los béticos, jugadores, presidente, aficionados”, aunque “para estar entre los mejores hay que hacer las cosas bien”.

“El cambio ha sido para bien, pero no es fácil en España competir con los mejores. Que cada vez vengan mejores jugadores nos ayudará a competir por cosas importantes. Hay que tener una plantilla sabiendo a qué nos enfrentamos. Hay que dosificar y habrá minutos para todos”, manifestó.

Comentó que “es bueno que vengan jugadores importantes para seguir creciendo y para que puedan venir otros buenos jugadores” y que, para ello, “hay que exigirse cada vez más; y añadió que “los que han llegado se han integrado a la perfección y también los canteranos”.

Ello, según indicó, obliga a los que ya están a exigirse y, sobre su aportación, garantizó que, a sus treinta y seis años, no regalará nada y, pese a que Setién hará rotaciones y dosificará, se exigirá al máximo, única razón por la que estuvo a su nivel el año pasado, “porque quería ser importante”.

En el capítulo jocoso, Joaquín Sánchez aludió al cambio en el color de su pelo, a que va a hablar con LaLiga para que le dejen ponerse en su camiseta ‘Hulio’ porque ya hay gente que no le dice Joaquín y también a la llegada del japonés Takashi Inui y el idioma en el que se van a entender.

“El chino es complicado, no distingo el japonés o el chino cuando hablan. Que Inui hablé mejor castellano mejor que nosotros japonés”, aseveró Joaquín, quien señaló entre otros asuntos que el Real Madrid tiene capacidad para suplir la marcha de Cristiano Ronaldo y que Luis Enrique Martínez “conoce la Liga y puede ser un seleccionador para que nos dé alegrías”

Sobre la posibilidad de que algún día pueda “aceptar una oferta de ligas exóticas”, dijo que no pasa ahora por su cabeza y que, pese a que no puede decir “de esta agua no beberé”, ahora quiere ” disfrutar de un club que crece por minutos” y empaparse “de esta felicidad”.