El campo del Betis fue el segundo que pisó Canales como futbolista de Primera, hace casi diez años

El cántabro debutó con 17 años en la máxima categoría y con 19 ya lo había fichado el Real Madrid. Tres graves lesiones de ligamentos han frenado su carrera, pero ahora lleva dos años jugándolo prácticamente todo

Sergio Canales ha comentado hoy durante su presentación que se quedó impresionado la primera vez que visitó el Benito Villamarín (por entonces Ruiz de Lopera) como jugador visitante. “Se lo comentaba ayer a Lorenzo, uno de mis primeros partidos en Primera fue en este campo y me quedé alucinado. Los del banquillo hablábamos de cómo animaban, se me quedó marcado”, ha señalado Canales.

Canales (16/02/1991) apenas tenía 17 años cuando visitó el estadio del Betis, el segundo que pisó de toda la Primera división, pues sus primeros minutos en la máxima categoría los tuvo en El Sadar ante Osasuna (5 de octubre de 2008), de la mano del técnico asturiano Juan Ramón López Muñiz. En ese Racing jugaban Marcano -ahora fichado por la Roma y pretendido por el Betis– o Jonathan Pereira, que a la campaña siguiente recalaría en el Betis.

Canales había debutado con el primer equipo del Racing el 18 de septiembre de 2008 en un partido de la ronda previa de la Copa de la UEFA ante el Honka finlandés, al que ganaron 1-0. El 29 de octubre jugó su primer partido completo en Murcia, en un choque copero, y el 16 de noviembre visitó el Ruiz de Lopera para medirse al Betis de Paco Chaparro, que se impuso 3-1 con dos goles de Sergio García y otro de Emaná.

Aquel Betis, que la campaña anterior se había salvado precisamente en el Sardinero en la última jornada, acabó bajando a Segunda, mientras Canales permaneció en Primera dos temporadas, alternando el primer equipo con el filial, hasta que al término de la 2010/11 lo fichó el Real Madrid por 6 millones de euros. Dos años después el Madrid lo vendió al Valencia -donde ya había estado cedido en la 2011/12- por 7,50 millones, y en el verano de 2014 el conjunto che lo traspasó a la Real por 3,5 millones.

Las lesiones han sido el gran hándicap de Canales a lo largo de su carerra

Militando en el Valencia cedido por el Real Madrid, en octubre de 2011 Canales se rompió los ligamentos de la rodilla derecha. Reapareció seis meses después y el mismo día de su reaparición, en un partido de Liga Europa ante el Atlético, volvía a romperse el ligamento cruzado de su rodilla derecha, que le tuvo en el dique seco hasta enero de 2013.

La última lesión grave la sufrió en diciembre de 2015, durante un Real Madrid – Real Sociedad, se rompió el ligamento cruzado anterior jugando con el equipo donostiarra y no jugó más esa temporada. Reapareció el 21 de septiembre de 2016 con la Real y desde entonces lo ha jugado prácticamente todo. Esta última campaña, solo dejó de jugar en dos partidos de Liga. “Me encuentro mejor que nunca ahora mismo”, ha dicho hoy Canales en su presentación. Si las lesiones lo respetan como han hecho los dos últimos años, la afición bética va a disfrutar de un futbolista de mucha clase, de los que gustan por aquí. Su carrera es un compendio de talento y superación.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *