El proyecto impulsado por la Fundación El Gancho Infantil moviliza a ciudadanos con el objetivo de construir en la azotea del hospital Virgen del Rocío un espacio lúdico/terapéutico donde los niños ingresados de larga duración puedan  jugar y recibir a sus amigos y familiares

El Real Betis y el Sevilla se unieron este jueves, días antes del derbi que disputarán el sábado en el estadio Benito Villamarín, a un proyecto que pretende mejorar en el Hospital Infantil Virgen del Rocío de Sevilla a niños enfermos de larga duración.


El proyecto ‘La Azotea Azul’, impulsado por la Fundación El Gancho Infantil, moviliza a ciudadanos con el objetivo de construir en la azotea del hospital un espacio lúdico/terapéutico donde los niños ingresados de larga duración tengan la posibilidad de salir al aire libre, jugar y recibir a sus amigos y familiares, según informaron sus promotores.

Por parte bética estuvo presente en el acto el defensa marroquí Zou Feddal y por parte sevillista el extremo Pablo Sarabia, a los que se les explicó en la misma azotea del centro sanitario los pormenores del proyecto.


Ambos jugadores se dirigieron a los asistentes y coincidieron en destacar la gran iniciativa para que los niños enfermos pasen de la mejor manera posible su estancia en el hospital.