“Yo no he ratificado al entrenador ni ratificaré nunca a nadie. Hemos hablado de la preocupación del consejo por la situación del equipo. Nuestro entrenador es Juan Ramón y estoy convencido de que va a ser nuestro entrenador”, dijo el presidente Catalán tras cinco horas de reunión

El presidente del Levante, Francisco Catalán, aseguró este lunes que el consejo de administración que preside mantiene la confianza en el técnico Juan Ramón López Muñiz hasta final de temporada y negó que se haya debatido la continuidad del asturiano.

Catalán ha hecho declaraciones después de la reunión que ha mantenido el consejo durante casi cinco horas en el estadio Ciutat de València para analizar, junto al director deportivo de la entidad, Vicente blanco ‘Tito’, la situación del equipo tras la racha de una victoria en los últimos diecinueve partidos.

“Yo no he ratificado al entrenador ni ratificaré nunca a nadie. Yo no vengo a ratificar el trabajo del entrenador ni su figura. Hemos hablado de la preocupación del consejo por la situación del equipo. Nuestro entrenador es Juan Ramón y estoy convencido de que va a ser nuestro entrenador”, dijo Catalán.


“Claro que hay confianza hasta final de temporada, claro. Si algo nos ha caracterizado a este consejo es intentar ayudar, colaborar y después de escuchar la conclusión es que tenemos que mejorar, ayudar y poner todo de nuestra parte”, añadió.

El presidente del Levante descartó que la decisión tomada sea un ultimátum para el entrenador de cara al partido del próximo lunes ante el Real Betis en casa y aseguró que ningún consejero había solicitado la destitución del entrenador asturiano, que lleva doce jornadas sin ganar.

“La dirección deportiva nos ha transmitido su plena confianza en la plantilla, en el entrenador, en el trabajo y que tenemos que corregir cosas y ayudarnos entre todos. Creo que cuando estás en una reunión como la que hemos tenido la decisión nunca puede ser un ultimátum de nada”, comentó.

“Hay consejeros preocupados, todos y el presidente, una cosa es estar preocupado y otra querer destituir al entrenador. La preocupación es lógica y existe, pero no ha habido ninguna votación ni nada”, zanjó.

Además, el presidente, que confesó que la derrota el pasado domingo en Anoeta por 3-0 había sido “de las más duras” como presidente, también negó que en la reunión se hubiera cuestionado al director deportivo del club, Vicente Blanco ‘Tito’, uno de los defensores del entrenador asturiano.

“Al equipo le pasan cosas pero es motivo de análisis en la parcela deportiva. No es una reunión para cuestionar nada. Queríamos una reunión intensa, constructiva y productiva y a partir de ahí tomar decisiones y la decisión que se ha tomado es apoyar al cuerpo técnico y a la plantilla y que reine un ambiente de normalidad”, dijo.

Además, Catalán aseguró que Tito no ha ligado su futuro al del entrenador. “No hemos llegado al extremo que estáis comentando. No hemos llegado a situaciones tan drásticas”, finalizó