Eduardo Herrera, investigado por la UCO en la ‘Operación Viagra’

Por presuntas irregularidades durante sus más de treinta años de mandato al frente de la Federación Andaluza de Fútbol, junto al ex vicepresidente Félix Pérez

La UCO está al acecho de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) tras reabrir una investigación contra su presidente, Eduardo Herrera, y su ex vicepresidente y ex delegado en Huelva, Félix Pérez, como una de las ramas de la Operación Soule, informa Francisco Rabadán en OK Diario. Los agentes registraron la sede de la Federación Andaluza tras el terremoto que se llevó por delante a Ángel María Villar, su hijo Gorka y Juan Padrón y se llevaron todo tipo de papeles incriminatorios.

Documentos que hasta la fecha habían sido escondidos, incluso por el propio responsable del deporte en el Gobierno en su momento, y que ahora ven la luz. Entre ellos, encontraron una serie de gastos comprometidos para Herrera, apuntes contables que demuestran el uso de fondos federativos para comprar medicamentos para favorecer el rendimiento sexual por un importe superior a los 2.000 euros y que ha dado lugar a que en el cuerpo tome el sobrenombre de Operación Viagra.

En julio de 2013 se presentó una denuncia contra Herrera y Pérez en la que se especificaba que se habían permitido irregularidades económicas graves en lo referente a las subvenciones y a los gastos particulares. Concretamente, se ponía en duda las subvenciones concedidas a Huelva para la construcción de campos de fútbol y cómo la constructora de Félix Pérez fue la adjudicataria de los contratos sin que saliesen a concurso público. 600.000 euros no han sido debidamente justificados y son parte importante de lo que se investiga.

Herrera lleva en el puesto más años que el mismísimo Villar con una gestión que ahora sale a la luz y aún así se ha permitido criticar con dureza la gestión de la RFEF y hablar de regeneración. Mención aparte merece la nómina de familiares de directivos que trabajan o colaboran en las entidades que preside Herrera. Para eso hace falta un capítulo entero.

El presidente de la RFAF se ha entregado a la candidatura de Tebas después de quedarse sin defensores entre los presidentes de las otras autonómicas de España y en su propio feudo, donde se le busca una salida inmediata que no salpique más a la institución. Se ha visto abocado a refugiarse en el club de Tebas: con el aragonés Óscar Fle y con el investigado por numerosos delitos en la Operación Patos, el gallego Louzán.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *