“¡Venid, italianos, con vuestras corbatas y vuestra gomina! ¡¡Os esperamos con el cuchillo entre los dientes!!”. Raimundo de Hita, autor de “100 motivos para ser del Sevilla FC”, de cuyo libro ofrecemos mañana un capítulo exclusivo.

Una charla amena y emotiva con Raimundo de Hita, periodista, autor, entre otros, de “100 motivos para ser del Sevilla FC”, libro del que mañana viernes SevillaInfo ofrece a sus lectores un extracto exclusivo dentro de su oferta editorial, coincidiendo además con la participación del equipo hispalense en una nueva final europea, esta vez frente al Inter de Milán después de haber eliminado al Manchester United en semifinales.

– Me parece que ya tiene recopilados otros cuantos motivos para ser del Sevilla FC, ¿me equivoco?
– Gracias a Dios, tanto el Club como el equipo no dejan de darnos razones a los sevillistas para estar orgullosos. Por los logros deportivos y por el comportamiento y funcionamiento como Club. De todas formas, como siempre he dicho a cuenta del título del libro, igual que puede haber 100, 1.000 o 10.000 motivos, puede no haber ninguno. Somos sevillistas porque lo somos y no es necesaria explicación alguna.

– ¿Qué ha pasado para que en poco más de una década su club se haya transformado en un equipo ganador?
– Yo veo varias claves. La primera, una maniobra política o administrativa, no sé bien cómo llamarla, de Rafael Carrión (nefasto en lo deportivo y económico pero brillante en esa actuación): una ampliación de capital sin derecho de suscripción preferente que dejó en minoría al grupo que estaba malgobernando el Sevilla con González de Caldas a la cabeza. La segunda, la llegada de Roberto Alés a la presidencia casi tres años después: Le habló claro al sevillismo y éste lo asumió (“el objetivo es mantenernos en Segunda”, “economía de guerra”, “no hay ni para balones”, “ficharemos a coste cero, ni estrellas ni inversiones millonarias”), instauró en la planta noble del Sánchez-Pizjuán una sensatez y cordura que parecían perdidas y, además, descubrió a Monchi. Después llegó Del Nido, con unas ideas igual de sensatas (aunque no lo parecieran) pero mucho más ambiciosas, e instaló al Club y a su primer equipo en la excelencia gestora y la élite deportiva.

– ¿Cuántos monumentos y homenajes habrá que rendirle a Monchi sin demora?
– Todos los posibles. En su debe, una entrevista sobre asuntos muy tratados pero poco profundizados. Pero homenajes, los que todos los sevillistas querríamos serían pocos para lo que se merece.

– Hábleme de sus mejores recuerdos sevillistas de la infancia que en poco se pueden parecer a los de estos años…
– Mi mejor recuerdo es ir cada domingo al Sánchez-Pizjuán de la mano de mi padre. Cada día de partido, cuando llego a Nervión, me acuerdo de él, de ahí la dedicatoria del libro. Era un Sevilla CF (no FC) en Segunda División, a punto de irse a Tercera y que, característica pura del sevillismo, ascendió a primera inmediatamente después. Los siguientes, de ningún logro deportivo pero de crear en mí la convicción de que el Sevilla FC era un grande, el Sevilla FC que vivieron y me inculcaban nuestros mayores.

– Cite los mejores jugadores que vio pasar por el club…
– Eso es muy difícil, porque afortunadamente, ha habido muchos. Tal vez el mejor de los que yo he visto haya sido Dani Alves, pero… Es que es muy difícil. ¿Te sorprenderías si te digo que el de más calidad técnica a mucha distancia del segundo es Pineda, Francisco Javier Carpio Pineda? Y no llegó a casi nada en el fútbol… Los que, por diversos motivos, más destaco se pueden leer en el libro.

– ¿Y los más entrañables?
– Los más entrañables son los que están más ligados a la infancia. El que más para mí, y especialmente en estos momentos, el gran Biri-Biri. Pero creo que siempre ha habido un cariño especial por la cantera y por los jugadores de carácter. Abandono mi prudencia para nombrar al gran Pablo Blanco, Sanjosé, Antonio Álvarez. Y si sigo, Baby Acosta, Scotta, Rubio, Jaén, Ramón Vázquez, mi último ídolo… Mejor no seguir, porque no dejan de venirse nombres a mi cabeza.

– ¿La gesta que más ilusión le hizo?
– Por salir de los títulos, el ascenso de 1975. Fue el primer momento de alegría que viví y lo hice muy intensamente.

– ¿Y la derrota más amarga?
– Ante el Zaragoza, con un cabezazo de Poyet, cuando íbamos camino de la final de Copa. La de la nieve en Osasuna, en parecidas circunstancias. El empate de Mallorca en 2007, por la impotencia de ver como te robaban la Liga delante de tus narices para que la ganara el mafia de turno.

– ¿Y un momento especial?
– Cuando me llamaron del Club para decirme que Pablo Blanco me invitaba a la ceremonia en la que se le daba el Dorsal de Leyenda. Que la vida te lleve a que un ídolo de tu infancia, con el paso de los años, tenga ese detalle contigo es algo muy bonito.

– ¿Hasta dónde habría llegado Antonio Puerta?
– Eso no se podrá saber nunca, desgraciadamente. Lo que sí sabemos es que cuando murió tenía 23 años y y era titular en el Sevilla FC e internacional en la gran selección del gran Luis Aragonés. Me voy a poner realista total e impertinentemente adivino: posiblemente habría sido uno de los grandes traspasos del club por su acertada política “vender para crecer”.

– ¿Qué le dicta su ‘sensible’ corazón? ¿Ganaremos también esta final?
– Jejejeje. Demasiado ‘sensible’… Soy pesimista, la verdad. El Inter es un equipazo, con magníficos jugadores, una gran actitud y un juego sin dudas, claro y definido. Peeeeeero… ¡Somos el Sevilla FC! ¡Venid, italianos, con vuestras corbatas y vuestra gomina! ¡¡Os esperamos con el cuchillo entre los dientes!!

Título: 100 motivos para ser del Sevilla FC

Autor: Raimundo de Hita

Editorial: Lectio (colección 100X100)

Número de pags: 216

PVP: 13,97

Dónde se puede adquirir:

Ediciones Lectio. 100 motivos para ser del Sevilla FC

https://www.amazon.es/100-Motivos-Para-Sevilla-Cien/dp/8416012083




……….

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *