Un guiri descubre a Camarón y a Paco de Lucía y queda electrizado

Se llama Lewis Texidor, nació en Florida, pero se recrió en España hasta hacerse adolescente imitando al baterista de Yes, el legendario Bill Bruford, que luego lo fue de King Crimson y de Génesis, en los discos de su padre. Ahí descubrió que quería aprender a tocar la guitarra y luego supo que su dedicación sería la música, como artista, como ingeniero de sonido o lo que hiciese falta, de modo que se volvió a su tierra natal al Atlanta Institute of Music, donde hoy ejerce como profesor suplente y como ingeniero de sonido y guitarrista de numerosas grabaciones.

Además de participar en la grabación de muchos grupos de diferentes estilos, Lewis tiene un canal de YouTube en el que comenta músicas y sabe lo que dice, aunque lo dice en un español de acento algo macarrónico: o sea, con la pronunciación típica e inconfundible del “guiri”.

Había escuchado y conocía, por supuesto, a Paco de Lucía, sobre todo de la participación del mítico algecireño con Al di Meola y John McLaughlin, y también tenía oído algo de Camarón y de otros cantaores…, hasta que un buen día, por los comentarios que sus seguidores le dejaban, en el canal, quiso escuchar ante la cámara y ante sus seguidores dos temas que le habían recomendado: “Como el agua” y “La leyenda del tiempo”, el disco que centrifugó y cambió la historia del flamenco para los restos.

 

 

 

El primero de los dos temas corresponde al disco en el que José Monge y Paco de Lucía recobraron la colaboración que habían mantenido largo tiempo y que se quebró durante dos años tras la grabación de “La leyenda del tiempo”, en el que Paco, tras renunciar a su participación de manera inesperada por problemas ajenos, fue sustituido por Tomatito.

Y si el asombro de Lewis al escuchar “Como el agua” le hace exclamar: “¡Flipo!”, a continuación entra casi en estado catatónico cuando llega al temazo histórico que produjo Ricardo Pachón con una cohorte de músicos encendidos que no terminaban de comprender que estaban a punto de parir una auténtica revolución, con los hermanos Marinelli y con Manolo Rosa, del grupo Alameda, en los teclados, que a Lewis le recuerdan a The Doors pero a lo bestia; con Kiko Veneno como autor; con Rubén Dantas en las percusiones y Gualberto en el sitar, etc .

Lewis Texidor no está seguro de si la guitarra que se escucha en el tema es la de Paco de Lucía (no lo es), pero a esa hora ya está electrizado, siente chispas por todo su cuerpo y dice que los pelos de los brazos se le salen al escucharlo.

 

 

 

No da crédito a lo que está sonando allí, a toda máquina, a una velocidad de la que dice que un poco más rápido “y los detiene la Guardia Civil”, exclama, lo cual se parece bastante a la expresión del ex guitarrista de rock Jan Akkerman, del histórico grupo holandés Focus, considerado en su época por muchos como el mejor guitarrista de jazz-rock del mundo, el cual tras participar en varios duetos con Paco de Lucía, explicaba que durante aquellas actuaciones se sintió sobrepasado por la cascada infinita de acordes y escalas diferentes a toda velocidad que salían de la guitarra del de Lucía: “Era como si un caza de combate pasara por encima mía una y otra vez… Yo me dedico a otra cosa. Definitivamente, no me interesa lo que él hace”, dijo entonces con el desdén inseparable de la perplejidad y el asombro del admirador incondicional que se sentía abrumado, ofuscado, aplastado…

Vean y escuchen al otro guiri, Lewis Texidor, electrocutarse a solas…

 

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

1 Comment

  1. M Reyes Fdz Loaysa dice:

    Yo sólo lo sé disfrutar, no tengo cultura musical, de modo que se ha ampliado mi disfrute con los intringulis que revela Arenzana a propósito de un friki que flipa con estos artistazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *