Un dueto periodístico de máximo nivel: Navarro Antolín cuenta a Luis Carlos Peris 

Un periodista ha sido capaz de contar a otro con admiración: Carlos Navarro Antolín, subdirector de Diario de Sevilla, ha escrito LUIS CARLOS PERIS ESTILO PROPIO. Es un libro biográfico sobre una vida que merecía el rango de alcanzar su narración, porque con esa vida no sólo se conoce a todo un personaje, sino a la ciudad en la que vive. Y es que las ciudades no saben historiarse a sí mismas, las piedras ya sabemos que no hablan; las ciudades se explican gracias a su gente, a sus habitantes. Llenar un libro con Luis Carlos Peris, es llenarlo de Sevilla. 

Navarro Antolín es el Manuel Alejandro del periodismo, un sastre que escribe a la medida de quienes define, lo mismo que el compositor jerezano entrega en canciones el acabado perfecto de las voces que van a cantarlas. Navarro Antolín se conoce las costuras de Sevilla. Por eso ha hecho un libro justo y preciso, sin anchuras, pero tampoco apreturas. Es un libro cómodo, llevadero de una andanza a otra, de una experiencia a la siguiente. Ha tenido que escribir sobre intensidades, algo nada fácil, pues se trata de hacerlas sentir sobre existencias tantas veces comunes y planas.

“Luis Carlos Peris. Estilo propio” ha sido presentado en la sede de la Fundación Cajasol, que ha editado la obra, y producida por Páginas del Sur. En una larga mesa colocada sobre el escenario de su auditorio presidieron el acto y fueron tomando la palabra el autor, Carlos Navarro Antolín; el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido; el director del Diario de Sevilla, José Antonio Carrizosa; la consejera de Cultura y Patrimonio de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo; y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; además de la intervención de la periodista Charo Padilla a través de vídeo.  

El motivo de fondo de este libro es de carácter conmemorativo, pues se han cumplido los 45 años de ejercicio periodístico de Luis Carlos Peris. Y desde el mismo título se resalta el estilo propio como valor añadido de las memorias de alguien que, por privilegiado en sus posiciones vitales y profesionales, acaban siendo memorias de Sevilla. La profusión de fotografías interesantísimas, muchas de ellas de un sabor añejo que conocemos de nuestros viejos cajones de los años 50 y 60, reflejan en imágenes el contenido de un texto que no tiene desperdicio.

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *