Servicios de transcripción, música generativa y escritura: ¿Cómo afecta la IA a las artes?

Los robots vienen a por tu trabajo: esa es la percepción general de hacia dónde se dirige la inteligencia artificial hoy en día. Aunque es una afirmación exagerada por el momento, es cierto que los algoritmos de Inteligencia Artificial están transformando el panorama laboral y cambiando la forma en que realizamos las tareas.

 

 

Sin embargo, algunos dominios se consideran de naturaleza puramente humana y menos amenazados por la disrupción de la IA. Naturalmente, las artes creativas, la música y la pintura están entre los primeros candidatos que vienen a la mente. Y hasta cierto punto, esta apreciación es cierta. A la inteligencia artificial le queda mucho camino por recorrer antes de dar lugar a los próximos Mozart, Bach o Da Vinci.

Pero la IA afectará a los esfuerzos artísticos a su manera, como lo han hecho todos los avances tecnológicos. Hay muchas empresas que, dejando a un lado la RB, están aplicando la IA en la creación de obras de arte. Aunque los verdaderos artistas no deben temer que los robots les quiten el trabajo, esto es lo que hay que saber sobre cómo esta tecnología, a menudo exagerada, afectará al panorama artístico

Las discográficas ya utilizan transcripciones de audio con el objetivo de tener bases de datos de todas las canciones que existen hasta el momento. De esta manera, cuentan con más información y pueden crear mejores canciones para sus artistas.

Recopilación de miles de datos

A primera vista, pensamos que la música y la producción artística son obras de pura imaginación, una chispa en la mente que no se puede cuantificar ni describir en términos de datos. Pero en muchos casos, lo que crea nuestra imaginación es la reordenación de cosas que ya conocemos o, en términos de IA, la reorganización de datos existentes en patrones diferentes.

Este es un modelo de trabajo en el que el aprendizaje automático es especialmente bueno. A principios de este año, un algoritmo de aprendizaje profundo creó música folclórica irlandesa. Los investigadores de la Universidad de Kingston y la Universidad Queen Mary de Londres habían entrenado al algoritmo con un repertorio de 23.000 transcripciones musicales y luego lo habían dejado suelto para que creara sus propias melodías únicas.

Creación de empresas especializadas en arte a través de la IA

Grandes empresas como Google y Sony tienen sus propias unidades de investigación independientes que trabajan en la intersección de la inteligencia artificial y las artes. Y varias empresas emergentes ofrecen servicios de creación de música mediante IA.

Aunque es justo decir que ninguno de estos esfuerzos supone una amenaza para las carreras de Ramin Djawadi o Hans Zimmer, sí ofrecen algunas oportunidades interesantes. Por ejemplo, Jukedeck, un sitio web de generación de música, utiliza algoritmos de IA para generar melodías. Los usuarios tienen que especificar y ajustar algunos parámetros, como el género, el estado de ánimo y el tempo para que el sistema proporcione una música única.

Esta puede ser una solución de bajo coste para quienes quieran añadir música de fondo a los vídeos de YouTube, a las presentaciones corporativas y a los juegos sin violar las leyes de derechos de autor.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *