El joven artista de Lora del Río Alfonso Sedeño ha sido el artista elegido para presentar el cartel para la Hermandad del Rocío de Córdoba

El cartel está concebido en formato vertical de un metro por 80, ejecutado en acrílico sobre tabla. La inspiración, como suele ser habitual en el artista, es el estilo barroco.
Esta vez la composición la ha centrado en el simpecado, flanqueado por ángeles y sujetado por unas manos de jóvenes y veteranos en las que el artista ha querido acentuar el valor de la tradición rociera que se transmite degeneración en generación y que resplandece sobre un rompimiento de gloria.
Entre los cielos, y simétricamente entre amapolas del Camino, surge la Virgen del Rocío cual inmensa luz en las tinieblas. En la parte inferior dos figuras custodian el simpecado y se recortan sobre la silueta de la ciudad de Córdoba, son los santos patronos de la urbe, San Acisclo y Santa Victoria y a los pies la cartela con el nombre de la hermandad en grana y oro como guiño a los arcos de la Mezquita de Córdoba.
Pese a su complejidad de elementos, la imagen del cartel fluye con naturalidad. Y aunque maneja una amplia gama de color que queda integrada en los azules y oros murillescos, es la gran impronta dibujística la a que  domina la escena
Alfonso Sedeño, dado el año de la efemérides, ha querido señalar su inspiración en Murillo, muy clara en los angelotes que recuerdan el Milagro de la Porciúncula, y la disposición de las dos figuras custodias inspiradas en las Santas Justa y Rufina del maestro sevillano.
En plena ascensión en el mundo penitencial, los encargos y reconocimientos se están sucediendo de forma progresiva, pese a casi ser “un recién llegado”. El joven loreño es estudiante de Dorado en la Escuela de Arte de Sevilla y apenas ha cumplido los 20 años. Recientemente sorprendió a crítica y público con su cartel de la Hermandad del Silencio de Madrid en la Semana Santa 2008. Para Octubre prepara una gran exposición de retratos de toreros entre los que destacan el de Rafael Serna y el del novillero sevillano Manuel Rueda, el Niño Seise, una de las  jçovenes promesas del toreo de la ciudad.