Presentadas con éxito las jornadas dedicadas a la batalla de Lepanto

La conmemoración del 450 aniversario de la batalla de Lepanto, organizada por el Centro de Historia y Cultura Militar Sur con el apoyo del Instituto de Historia y Cultura Naval, la Delegación de Defensa en Andalucía y el Tercio de Olivares, centraba el esperado ciclo de conferencias que había sido aplazado por la pandemia. 

El salón de actos de la Delegación de Defensa de Andalucía abría el curso cultural de Sevilla. El aforo se completaba respetando todas las limitaciones COVID y la singularidad de la presencia del Tercio de Olivares distinguió la presentación. La asistencia del artista fotográfico y veterano de las Fuerzas Armadas, Gerardo Lucio de la Iglesia permitió recoger gráficamente toda la conmemoración en imágenes de alta calidad.

Abrió el acto el coronel Carlos Echevarría, Delegado de Defensa en Andalucía, que dio la bienvenida a los asistentes y presentó el espacio donde tendrán lugar las conferencias, que en su día formó parte de las instalaciones de la Real Fábrica de Artillería de Sevilla, y que albergan a seis organismos distintos del Ministerio de Defensa desde 2010.

Prosiguió el coronel José Luis López del Cerro, director del Centro de Historia y Cultura Militar de Sevilla que, tras los agradecimientos de rigor, presentó el diseño de las tres conferencias elegidas para celebrar la efemérides, con la colaboración del Instituto de Historia y Cultura Naval. La conferencia de apertura fue “La táctica naval en la batalla de Lepanto” a cargo del capitán de navío José Ramón Vallespín Gómez. Las siguientes: “Los tercios de Lepanto” a cargo del coronel de Infantería de Marina José Manuel Cánovas García y “Efectos militares y políticos de la batalla en la frontera de la cristiandad” a cargo del catedrático de la universidad Carlos III de Madrid Gabriel David García Hernán.

La presentación del primer ponente de las jornadas: el Capitán de Navío Vallespín, correspondió al Comandante Naval de Sevilla, el Capitán de Navío Javier Albert,  que glosó su interesante currículum: el mando de dos fragatas (Reina Sofía y Extremadura), la Agregaduría Naval en Oslo, profesor de la OTAN en Alemania o la Comandancia Naval de Alicante.

El CN Vallespín comenzó citando la principal fuente de su disertación: la obra “La galera: navegación y el combate, de Francisco Felipe Olesa” libro publicado en el cuarto centenario de la batalla. Tras dar unas pinceladas del contexto, afirmó que la Monarquía Hispánica y el Imperio Turco “… eran dos mundos destinados a chocar” 

Pasó a hablar de un enfrentamiento global en una sociedad en que la religión era el orden social y que “extender la cristiandad era como hoy extender la democracia”. Dio unas notas sobre sus principales protagonistas: España, Génova, el Papado, Venecia y el Imperio Otomano.

La expansión de la Corona de Aragón, las plazas africanas, la extensión sur de la Reconquista, la relación de Venecia en el negocio y distribución de las especias, el acuerdo de los venecianos con los turcos en los años 40… pero para el CN Vallespín es la ocupación turca de Chipre la que desencadena la batalla de Lepanto: Una acción conjunta entre la Armada y el Ejército. 

La galera protagonista absoluta

Tras esa panorámica general, la protagonista absoluta de su disertación fue la galera y sus características, ilustrándola con gráficos, esquemas y fotografías de disección de la nave. Entre 250/300 remeros, 60 m de eslora y 8 m de manga, era una nave de remos rápida y maniobrable, con un gran espolón frontal para destrozar a las naves enemigas. Un barco muy fino, “casi una filigrana”, de una sola cubierta, “todo artificio y equilibrio” aunque apenas habría diferencias entre las galeras turcas y cristianas en el siglo XVI. Continuó con sus velas latinas para el tránsito, la parte más débil en sus formaciones que eran los costados – y por ello solían optar por la formación línea de frente para proteger los costados- y la afirmación de que “cada formación tenía su virtud y desventaja”.

Habló también de la complejidad táctica, la comunicación por señales, los esquifes y otros temas relacionados con la galera, y sus evoluciones, dejando el combate sobre los barcos por parte de los tercios embarcados para el siguiente ponente. 

Un interesante turno de preguntas

Tras la exposición, se abrió un interesante turno de preguntas, en el que se cuestionó el tempo de la batalla, la nocturnidad en el ataque, la condición de infante de marina de Cervantes, la polémica sobre la importancia de las galeazas venecianas o las claves de la victoria cristiana sobre los otomanos. 

Vistosa y singular presencia del Tercio de Olivares

En la presentación de las jornadas, el Tercio de Olivares confirió un gran empaque y ambientación al evento. Distintos miembros, perfectamente ataviados contribuyeron al recuerdo de los soldados de entonces, bravos soldados españoles, la mejor infantería del mundo durante siglos. Esta participación inicia para el Tercio de Olivares un curso con interesantes actividades culturales y de difusión de la Historia de España, consolidándolos como uno de los grandes activos de la ciudad. 

Galería de imágenes: Gerardo Lucio de la Iglesia

….




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *