Presentación en el Ateneo de Sevilla del libro “Cien sonetos mal contados” de Juan Mera

El próximo jueves 23 de enero a las 20:00 horas el profesor y escritor Juan Mera presentará en el Excelentísimo Ateneo de Sevilla su reciente libro “Cien sonetos mal contados”, editado por Canto y Cuento. La presentación correrá a cargo de D. Carlos López Bravo, profesor de la Universidad de Sevilla. También intervendrá D. José Mateos, Editor y José Ángel Esteban Velázquez, músico (viola).

 

 

Juan Mera nació en Vejer de la Frontera aunque se declara gaditano de adopción y vocación. El sevillano barrio de San Lorenzo ya lo tiene por hijo predilecto.

Licenciado en Filología Angloamericana nos descubre sus dos grandes pasiones, la Semana Santa y el teatro clásico. Un largo currículum avala al escritor, destacando su Pregón de la Semana Santa de Cádiz en 2017 o la dirección del grupo de teatro Candilejas, además de sus muchísimas actividades solidarias.

Cien sonetos mal contados ha sido escrito en estos últimos años del autor. Pero nadie mejor que él para adentrarnos en su obra.

“Ha sido editado por la editorial jerezana Canto y Cuento, la misma que editó mi anterior libro El camino a pedaladas, un romance de más de mil versos sobre mi experiencia del camino de Santiago a bicicleta, y cuyo editor estará presente en el acto. 

Como se puede deducir del título, el libro versa sobre una colección de sonetos que he escrito, principalmente, en los últimos años. La temática elegida es variada, por lo que se ha creado diez bloques diferenciados. 

1- Raíces: Su título lo dice todo. Son sonetos dedicados a Vejer, la tienda donde me crié y a momentos especiales como las vísperas de la velada a la Virgen de la Oliva o mi devoción a dicha imagen. Además encontramos algunos dedicados a la tierra cántabra de donde procede mi madre.

2- El espíritu de mi alma: En este apartado recojo mis más gratas experiencias de la vida, y cuan agradecido estoy a la misma por poder vivirla como lo hago.

3- Solo teatro: Aquí encontramos una serie de sonetos que ejemplifican mi conexión con las tablas escénicas y mi sentir dentro de las mismas. No faltan sonetos dedicados a obras estrenadas, al propio Tenorio o a la emoción de un estreno (como espectador o como director).

4- Crítica conciencia: Escribir es denunciar las mentiras que nos rodean, en especial la de nuestros políticos. Quizás, motivado por el espíritu quevediano, autor que tanto admiro, el acento lo pongo principalmente en la farsa actual de nuestros gobernantes.

5- De las artes y de las ciencias: Soy un enamorado de la literatura y la historia, o de las lenguas y la música. Pues bien, he aquí la prueba de ello. ¡Cómo no homenajear a Cervantes, al Quijote o a Cyrano de Bergerac, o a los clásicos, tan ligados a mi grupo de teatro Candilejas! 

6- Cuestión de creencias: Quizás este es el apartado donde me uno directamente a mis devociones pasionales: Sevilla. La portadora es un dibujo del rostro de la Esperanza, mientras que el primero de todos está dedicados al Gran Poder.

7- Las sombras de la vida: En este bloque plasmo en verso las oscuridades que ensombrecen a menudo mi alma: el amor, la muerte de una persona en mis manos, la pesadilla interminable de las pateras, la violencia a las mujeres o la propia muerte del niño Julen.

8- A mis amigos: Soy afortunado por tener amigos con los que contar en todo momento y poder brindar con ellos. Alguno de los poemas tienen nombre y apellidos, otros son dedicados a experiencias que he compartido con ellos (incluso de forma jocosa).

9- Cádiz: Era de esperar que la ciudad donde vivo y trabajo estuviera presente. En este caso, el acento principal está puesto en los momentos que me embriagan de manera ferviente: los atardeceres.

10- Miscelánea: Este último bloque es heterogéneo: Podemos encontrar un soneto dedicado a los cuatro bicigrinos que hicimos juntos el camino de Santiago, a los que pelean por el cáncer y lo vencen o aquellos que perdieron la batalla, al Viacrucis de Itálica, a los abuelos de la residencia o a la manzanilla de nuestra feria y a la rubia con bigote blanco, a quien tanto venero. En fin, un bloque variado donde poder encontrar temas de lo más variado. 

Las ilustraciones que encontraremos en el interior las ha realizado el sevillano Manuel Carlos Hernández Romero, y la portada ha sido diseñada por José Antonio Bablé. El profesor de música José Ángel Esteban Velázquez interpretará ciertas piezas con su viola mientras se leen varias piezas”.

 

Portada del libro Cien sonetos mal contados.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *