Misa homenaje en el 22 aniversario de la muerte del intelectual José Luis Ortiz de Lanzagorta, mañana miércoles en la Parroquia de San Vicente

Mañana miércoles, 30 de septiembre, se cumplen 22 años del fallecimiento del insigne escritor, periodista y profesor José Luis Ortiz de Lanzagorta, uno de los grandes impulsores intelectuales del movimiento andalucista desde los años 60 y que se convirtió, en palabras de su coetáneo José María Vaz de Soto, en “el alma y el tornado de aquella nueva narrativa andaluza que algunos se inventaron hacia 1970 y que él, con su generosidad y entrega acostumbradas, quiso lanzar a los cuatro vientos con su libro Narrativa andaluza: doce diálogos de urgencia”.

Con tal motivo, su familia ha encargado una misa en la Parroquia de San Vicente mañana miércoles a las 20:00 horas, por si desean acompañarles en la oración por el desaparecido agitador cultural y activista en la recuperación de la memoria reciente de Andalucía.

Autor de novelas como “El aplazamiento” y de libros de poesía como “Fin de la apariencia”, el escritor y periodista Antonio Burgos escribió de aquellos días: “Todo aquel movimiento fue aglutinado por José Luis Ortiz de Lanzagorta, el máximo defensor de los que en aquellos años Carlos Muñiz el cura llamó acertadamente los narraluces. La gran calle de Alcalá de la novela relucía porque subían y bajaban los narraluces a recoger premios, mientras Lanzagorta conversaba con ellos en un libro, ay, ya tan olvidado como aquel movimiento literario que tuvo su padre y patrón en Manuel Halcón”.

El libro al que hace referencia Burgos era “Narrativa andaluza: doce diálogos de urgencia” y en aquella lista de exitosos escritores andaluces se encontraban nombres como los de Alfonso Grosso, Luis Berenguer, Fernando Quiñones, Caballero Bonald, Aquilino Duque, Manuel Barrios, Manuel Ferrand, Jesús Fernández Palacio y muchos más.

El apasionado intelectual es aún recordado por su intensa dedicación literaria y de promoción de los valores andaluces, dirigió dos programas culturales en Radio Popular de Sevilla y colaboró en el semanario Tierras del Sur a la vez que ejercía la crítica literaria en El Correo de Andalucía.

Entre sus muchas obras literarias y ensayísticas destaca con luz propia un trabajo de recuperación de la figura de Blas Infante titulado “Blas Infante. Vida y muerte de un hombre andaluz” (1979), así como “Las cigarreras” (Sevilla, 1981), obra que volvió a ver la luz diez años después de haber salido a la calle, esta vez bajo el título de Las cigarreras de Sevilla (Sevilla, 1991); “Discurso de las postrimerías de don Miguel de Mañara” (1979); “Sevilla, palabra e imagen” (1982); “Andalucía en cuerpo y sangre” (1993) y “Barkari” (1984);

También escribió la antología “El Dios del mediodía”, donde recuperó numerosos poemas religiosos andaluces, y recibió diversos premios, entre ellos el Premio Ciudad de San Fernando 1971 por su novela “El aplazamiento” y el Premio de relatos Juan Sebastián Elcano por su “Discurso tremens del navegante llamado “El Diablo””.

 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *