Matemáticas: la ciencia que tiene respuestas para casi todo

Por norma general, muchos de los jóvenes que acuden a la escuela no tienen nunca entre su asignatura preferida a las matemáticas. Odiadas por muchos y queridas por muy pocos, a medida que se va adquiriendo un nivel formativo superior, se contempla la importancia de esta ciencia, ya que ofrece explicación a prácticamente todos los fenómenos que nos rodean.

Las nuevas generaciones se sorprenderían como muchas de las opciones de ocio que tienen su origen en sus días, cuentan con las ciencias exactas para su elaboración en un primer momento. Por ejemplo, los videojuegos aúnan muchas labores independientes, pero que sin el conocimiento de las matemáticas no se podrían implantar para conseguir el resultado tan perfecto que aparece en el mercado en estos momentos.

Al igual que ocurre con todo el mundo gaming, las máquinas tragamonedas también llevan en su funcionamiento múltiples postulados matemáticos que otorgan al producto en cuestión de herramientas a la hora de otorgar premios. Pese a que estos productos han dado el salto a la red de redes de manera generalizada, sus fundamentos matemáticos no se han modificado, como bien explican los expertos de Partycasino en este artículo.

Con ellos se pueden desmontar algunos de los mitos en torno a los productos del juego. Muchas personas creen que las máquinas están programadas para ofrecer premios después de un número determinado de intentos, pero esto no es cierto ni mucho menos, y la explicación se encuentra en las matemáticas. El payout es un índice estadístico que determina el porcentaje de premios que otorga ese producto, y suele estar siempre por encima del 90%. Es decir, de cada diez unidades invertidas en el juego por parte del usuario, esa máquina deberá revertir al menos 9.

El funcionamiento de estas máquinas se explica con otro índice matemático: el Número de Generación Aleatorio. Esta cifra hace expresiones como la máquina esta “fría” o está “caliente”, no tengan sentido. Es ese generador aleatorio el que ofrece puntualmente combinaciones ganadoras, es decir el azar entra en escena, desterrando falsos mitos sin sustento matemático.

Estos son algunos de los ejemplos que demuestran la importancia de las ciencias exactas. Por norma general todo lo tecnológico tiene en sus inicios, desarrollos matemáticos sobre los que se sustentan posteriormente todas las actuaciones avanzadas que hacen coger forma al producto.

Matemáticas, probablemente, la ciencia más odiada por los estudiantes, que sin sus aportaciones no tendríamos respuesta para muchos aspectos.




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *