Las propuestas escénicas de vanguardia, un año más en el Festival Contenedores

El Festival Contenedores cumple su mayoría de edad con una intensa programación que reúne desde este jueves día 7 hasta el sábado 9 de junio en la Casa de las Sirenas las propuestas escénicas más destacadas de la acción y la performance de vanguardia

Así, la cita sevillana se ha planteado su 18 aniversario como una ‘Celebración’, lema que centra la temática de la edición, congregando durante estos tres días a un total de 42 artistas de distintas nacionalidades y ciudades españolas que invitarán a los espectadores a vivir una fiesta del arte.

En concreto, el festival arranca este jueves a las 20.30 horas con el estreno en la ciudad de ‘MusiCircus’, una pieza inédita del nortemaericano John Cage que contará con artistas como Gisela Hochuli, Denys Blacker, María Alcailde, Aure Gallego, Bartolomé Ferrando y Truna y el conjunto vocal ProyectoLe. Aquí el artista, pionero de la música electrónica y uno de los compositores estadounidenses más influyentes del siglo XX, propone una experiencia multisensorial y multifocal abierta de más tres horas de duración que busca agudizar las percepciones de los espectadores a través de un complejo espacio sonoro y visual.

Además, ‘MusicCircus’, que fue estrenada en LivestockPavillion de la Universidad de Illinois en 1967, se plantea como un triple homenaje a nombres fundamentales del arte contemporáneo como el del propio Cage, una de las figuras decisivas de la vanguardia no sólo por sus innovaciones musicales sino como pensador, escritor y filósofo; el del compositor, fotógrafo, pintor, escultor y poeta Juan Hidalgo, Premio Nacional de las Artes Plásticas fallecido este mismo año y considerado como hijo de Cage; y al de Marcel Duchamp, de quien se cumple este 2018 el 50 aniversario de su desaparición.

Por otra parte, el sábado 9 a las 20.30 horas los jardines de la Casa de las Sirenas acogerán una cena accionista en la que, con motivo del especial cumpleaños del festival, once artistas se reunirán a cenar junto al público. El  evento, que ya se llevó a cabo de forma similar en una bodega de Jerez en 2007 con varios artistas de la performance española y gran éxito, pretende experimentar las características más singulares del arte de acción como son la familiaridad, los afectos, o la construcción de espacios artísticos y vitales a través de la reunión.

Por último, el programa incluye el ciclo No necesitamos educación, coordinado en colaboración con el artista y comisario, José Iglesias García Arenal. Así, a modo de laboratorio, se debatirá los días 7, 8 y 9 acerca de los comportamientos didácticos de las múltiples derivas de la acción y su aplicación en diferentes campos de la educación artística paralela y de la práctica artística.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *