Las cuatro caras de Santa Catalina

La torre cristiana de la iglesia de Santa Catalina en Sevilla presenta sus cuatro alzados recuperando la decoración en paños de sebka de la fachada sur, los arcos trilobados de la fachada este y la sencillez de las fachadas oeste y norte, destacando los cuatro arcos túmidos del cuerpo de campanas, enmarcados en alfiz.
Los merlones que rematan la torre son de nueva factura sustituyendo los anteriores, aunque disminuyendo su número de siete a seis en cada una las fachadas.
Según los arqueólogos su construcción, en ladrillo sobre una base de sillares de piedra,  es de época cristiana desmintiendo la teoría que la identificaba con el alminar de la antigua mezquita.
La iglesia gótico mudéjar abrirá sus puertas el próximo 25 de noviembre después de catorce años….



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *