Desde este viernes 16 de noviembre, día de las librerías y hasta el próximo 9 de diciembre, la Plaza Nueva acoge la 41ª edición de la Feria del Libro Antiguo y de Sevilla que, además de reunir a 24 librerías de toda España y ser de las citas culturales más longevas de la ciudad, apuesta por abrir su programación cultural a otros espacios de la ciudad, como las calles del centro histórico o el Monasterio de San Jerónimo, y por renovar sus propuestas con nuevas publicaciones, acciones en el mundo educativo y teatro de calle.

Esta feria, una de las principales a nivel nacional, quiere ser un reflejo de una realidad que se percibe en Sevilla y en otras ciudades. Las librerías de viejo están experimentando una revitalización y ya no son concebidas únicamente como puntos de compra y venta de libros, sino como espacios culturales abiertos y dinámicos.


Ya viene siendo habitual desde 1978 que el público sevillano y los visitantes puedan acceder durante la Feria del Libro Antiguo a un amplio muestrario de libros antiguos, primeras ediciones, manuscritos originales, grabados, ediciones raras, descatalogadas y ejemplares a precios económicos.

Las librerías participantes proceden de Sevilla, Madrid, Barcelona, Valencia, Cádiz, Cantabria y León y este 2018 volverán a estar presentes tres de las instituciones patrocinadoras: el Ayuntamiento de Sevilla, a través del Servicio de Archivo, Hemeroteca y Publicaciones (SAPH-ICAS), la Diputación de Sevilla y la Editorial Universidad de Sevilla.

Además, en esta 41ª edición, la Feria del Libro Antiguo vuelve a contar con el apoyo del Círculo Industrial y Mercantil de Sevilla, y suma a IberLibro y el Aula de Cultura de la Universidad Loyola como nuevos patrocinadores.

Iwasaki dio el pregón de apertura

Fernando Iwasaki, escritor peruano afincado en Sevilla desde 1989, fue el encargado anoche de dar el pistoletazo de salida con el Pregón inaugural, titulado ‘El diccionario de mi padre’.

Si este pregón es una de las actividades con mayor tradición y aceptación por parte del público adulto, una de las principales novedades de esta 41ª edición es el Minipregón que protagonizarán jóvenes lectores de la ciudad el 30 de noviembre en el Monasterio de San Jerónimo. Esa lectura pública será la culminación del proyecto #LibroViejo, desarrollado en colaboración con Pinae, Arte y Educación, que comenzó el pasado 3 de octubre en el CEPR Buenavista y en la Biblioteca de San Jerónimo, perteneciente a la Red Municipal de Bibliotecas de Sevilla (RMBS).

En distintas sesiones, tanto en el colegio como en la biblioteca, los alumnos y las alumnas de 5º de Primaria han estado trabajando en una serie de dinámicas educativas sobre el proceso de creación de un libro, una historia y sus personajes, así como en la definición de libro antiguo y sus diferencias con el libro nuevo, y la recopilación de ideas para la puesta en escena y el discurso del Minipregón.

Inauguración de la 41 edición

Inauguración de la 41 edición

Todo este proceso de experimentación y creación culminará en la lectura pública de un pregón elaborado por los propios estudiantes, quienes expresarán lo que sienten acerca de los libros. La cita será el 30 de noviembre, a las 12,00 horas.

Dentro de la línea de recuperación del patrimonio editorial, la Asociación de Amigos del Libro Antiguo de Sevilla y la Editorial Universidad de Sevilla han colaborado para la reedición de ‘Fruslerías históricas sevillanas’, del periodista y bibliógrafo Manuel Gómez Imaz (La Habana, 1884-Sevilla, 1922). Esta obra ofrece una recopilación de los artículos de Gómez Imaz que vieron la luz en periódicos y revistas, y que se publicaron en dos series, una en 1912 y en 1918.

Como resalta en su prólogo Manuel Moreno Alonso, catedrático de Historia Contemporánea, estos artículos incluyen referencias sevillanas sobre los reinados de Carlos IV y Fernando VII, separados por la Guerra de la Independencia, con el protagonismo de Godoy, los cuadros de Murillo, la Academia de Buenas Letras, Cervantes y Sevilla, el Abate Marchena o la muerte del conde del Águila.

Mientras que la Asociación de Amigos del Libro Antiguo tiene planeado recuperar en 2019 la colección iniciada sobre bibliofilia, no ha querido desaprovechar la ocasión de publicar un fotolibro que plantea un recorrido visual por distintas librerías del mundo, y en el que imagen y texto van intercalados de tal manera que crean el efecto del mundo como una sola calle de libros.

La calle de los libros, que así se titula este volumen, se compone de las imágenes de 18 fotógrafos que han deambulado por las librerías y mercadillos de Calcuta, Estambul, Nápoles, Nueva York o Madrid, y de 21 poemas dedicados a las bibliotecas, la lectura o las librerías.

Por otra parte, la Casa de los Poetas y las Letras, dependiente del ICAS, colabora un año más con la organización de un ciclo de conferencias titulado De libros antiguos y de ciudades de ocasión (o viceversa), que planteará la unión del viaje y las ciudades a través de una óptica bibliófila o de descubrimiento literario y documental.

Así, el 27 de noviembre tendrá lugar una mesa redonda con la participación de Felipe Benítez Reyes, Sara Mesa, Nuria Azancot y que estará moderada por el periodista Andrés González-Barba. Un día después, el 28 de noviembre, Andrés Trapiello disertará en solitario sobre este asunto, acompañado por Soledad Galán. Ambas actividades se celebrarán a las 19,00 horas en el Círculo Mercantil e Industria de Sevilla.

Otra de las novedades que se incorporan este año son la animación de calle, a cargo de la compañía Tiovivo Teatro, y las rutas culturales por las antiguas sedes de las imprentas manuales sevillanas, desde el siglo XV al XVIII.

‘Los Pillos’ es el título de las actuaciones teatrales que, en dos sesiones vespertinas, trasladarán a los visitantes de la Plaza Nueva al Siglo de Oro, cuando Pedro y Pablo, dos personajes al estilo de Rinconete y Cortadillo, interactuarán con el público para mostrar cómo sobrevivían dos huérfanos de la peste, beneficiándose de lugares tan concurridos como la Plaza Nueva en día de Feria.

Las tradicionales sesiones de cuentacuentos para los más pequeños, a cargo de Pepérez Cuentacuentos regresarán a la Plaza Nueva en esta 41 edición, con dos fechas marcadas para El coleccionista de palabras: el 18 de noviembre y el 6 de diciembre, a las 12, horas.