El consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, ha señalado este martes en comisión parlamentaria que “se está trabajando en la línea del diálogo y del consenso” para “ver si entre todos conseguimos desbloquear este asunto, fundamental para la ciudad de Sevilla”, porque “nuestra voluntad es que la ciudad cuente lo antes posible con estas instalaciones culturales de primer nivel”.

En respuesta a la diputada de Podemos Lucía Ayala, que ha preguntado sobre las actuaciones previstas por Cultura con el proyecto “tan polémico” de las Atarazanas, Vázquez ha señalado que se trata de una iniciativa “de interés público con una tramitación administrativa impecable dentro de lo que es el ordenamiento jurídico”, al tiempo que ha recordado que hubo un proyecto arquitectónico que “surgió de un concurso de ideas público y avalado por un estudio de viabilidad avalado por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH)“.

Además, destaca que es un proyecto “con un informe favorable de la Comisión Provincial de Urbanismo donde hay, aparte de la representación institucional, técnicos de las diferentes áreas”, toda vez que subraya que “consiguió la licencia municipal de urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla”. Por tanto, “estamos ante un proyecto solvente y respetuoso con las leyes del patrimonio y riguroso con las necesidad para este Bien de Interés Cultural (BIC)”.

Así, explica que cuando se iban a iniciar las obra la Asociación en Defensa del Patrimonio de Sevilla (Adepa) “interpone una demanda contra la licencia municipal y se paraliza cautelarmente el proyecto”, y ese “es el contexto en el que nos encontramos hoy”, ante el que “hemos continuado la línea de diálogo y buscando el consenso, escuchando a esta asociación”, pero “también hemos tenido que incorporar a una parte no menos importante como La Caixa”, que “es la que tiene la concesión del BIC y es la encargada de redactar el proyecto, ejecutarlo y gestionarlo durante 20 años”.

“Esto no lo podemos olvidar a la hora de buscar ese punto de consenso que deseamos desde la Consejería de Cultura”, afirma Vázquez, que añade que “se está trabajando en la línea del diálogo y del consenso, a ver si entre todos conseguimos desbloquear este asunto, fundamental para la ciudad de Sevilla, a cuya disposición tenemos que poner un patrimonio de incalculable riqueza”.

“ADEPA HA TRATADO DE IMPEDIR DAÑOS IRREPARABLES”

De este modo, se pregunta qué ha pasado con dicho convenio “ya redactado y que se suponía que era el fin del conflicto”, al tiempo que ha hecho una mención especial al “mérito” de la sociedad civil que se ha movilizado, en referencia a Adepa, que, a su juicio, “ha tratado de impedir daños irreparables en el monumento con el proyecto original”.

Por último, Vázquez ha insistido en que “han seguido los trabajos que se habían realizado, que no habían concluido, y al que había que incorporar a La Caixa, que aporta 11 millones de euros, más impuestos”. “No se puede tomar una decisión la margen de quien va a ejecutar la obra; no se puede dejar fuera a la tercera parte y la hemos ido incorporando de manera decisiva”.

“Nuestra voluntad es que Sevilla cuente lo antes posible con estas instalaciones culturales de primer nivel”, ha concluido el consejero de Cultura.