Las actividades culturales del Museo de Sevilla  inauguraron la temporada 2018-2019  con una brillantísima exposición por parte del Coronel de Caballería  Eduardo Gortázar.

El acto fue presentado por el Coronel González Revuelta, Director del museo y del Centro de Historia y Cultura Militar Sur que también quiso anunciar las interesantes actividades que van a desarrollarse a lo largo del año entre las que destacó el ciclo ” Conoce a tu ejército” en la que se pretende difundir la realidad del ejército del siglo XXI . También avanzó  las actividades de formación que se celebrarán en el Museo como las de iniciación a la Vexilología y la Heráldica. Así mismo manifestó la intención de potenciar los patronos de armas y cuerpo.


El conferenciante fue presentado por su compañero y amigo  Luis Rubio Martín qué desarrolló la biografía del conferenciante, incidiendo las diferentes misiones y regimientos en los que ha servido (  entre ellos Bosnia- Herzegovina  y la Yeguada Militar de Jerez y Écija).

Por último, tomo la palabra Gortázar que ante un nutrido y granado auditorio, inició su disertación arrancando de la Historia de Melilla, desde la intención de conquista de Fernando III el Santo al 1496 del jerezano Pedro de Estopiñán comandante en jefe del ejército del duque  de Medina Sidonia Juan Pérez de Guzman que conquistó la ciudad.

Pasó después a los antecedentes remotos con los episodios de Prim y Prats, ( Castillejos, Tetuán y Wad Ras),  la Guerra de Margallo hasta los ataques españoles de 1909 , incluyendo el famoso episodio del Barranco del Lobo.

Con precisión y una gran objetividad, el militar fue desgranando la operación, la única concesión a la valoración personal fue su lamento sobre la repercusión negativa del episodio, cuando realmente se habían conseguido  los objetivos planteados.

LA CARGA DE TAXDIRT

Con la denominación LA CARGA DE TAXDIRT se conoce la gran hazaña capitaneada por el  Teniente Coronel Cavalcanti.  En concreto fueron tres las cargas que el 4º Escuadrón del  Regimiento de Cazadores, denominado “Alfonso XII”, realizó el 20 de Septiembre de 1.909 en Taxdirt, situado en el Rif, en las cercanías de Melilla.

Tras intensos combates el general Tovar decide retirar a las tropas en vanguardia, el batallón de Cataluña, y sustituirlo por el Tarifa. En ese momento una morisma de 1500 efectivos inicia un feroz ataque con la intención de envolver al batallón que se estaba desplegando. El general  decidió enviar en su auxilio a la única fuerza de Caballería disponible: el escuadrón del Regimiento Alfonso XII.

El ayudante del general Tovar, teniente coronel José Cavalcanti, sin amedrentarse por la inmensa desigualdad numérica, mandó cargar  a sus 80 jinetes hasta tres veces consecutivas contra los 1500 cabileños. En la tercera carga sólo participaron 20 jinetes, ya que el resto había caído, estaba desmontado o persiguiendo al enemigo.

Este ataque inesperado fue un gran éxito, ya que permitió el repliegue de los hombres de infantería y  los rifeños se vieron obligados a ceder toda la línea.

Fueron 25 las bajas del escuadrón de Alfonso XII. Por el valor demostrado en combate, tanto Cavalcanti como el estandarte de Regimiento recibieron la Laureada de San Fernando.

Un nutrido aforo

Entre los asistentes, estaban miembros de la Asociación sevillana “Sagunto 7”  heredero del Regimiento Alfonso XII. Buscan mantener vivo el historial, tradiciones y el espíritu del Regimiento de Caballería Sagunto Nº 7, tan ligado a la ciudad de Sevilla,  rendir culto a Santiago Apóstol, Patrón de España y de la Caballería, y fomentar los lazos de unión y camaradería entre las Fuerzas Armadas.

Fue una jornada marcada por la erudición y  muy disfrutada por los presentes, ya que fue acompañada por gráficos, fotografías del lugar y cuadros de Augusto Ferrer Dalmau, “ el pintor de batallas”, que informado del  acto de Sevilla , manifestó su gran interés y satisfacción por el recuerdo de la Carga, una iconografía que él ha creado magistralmente para la posteridad. Del 15 al 21 de Octubre, estará con una presentación de sus obras en el Alcázar de Jerez con motivo del Año del Caballo.

El acto terminó con el himno de la Carga del Txardit , broche de oro que imprimió un gran sentido patriótico a la brillante  Conferencia.