Exposición de trajes del creador del Teatro Ritual Andaluz: Alfonso Jiménez Romero  

Este dos de Octubre se inaugurará en Antiquarium la muestra de la colección de trajes, de los pocos que se han conservado, de los atrezzos escénicos de Alfonso Jiménez Romero. Una exposición que acercará al público la genialidad de un hombre poliédrico injustamente olvidado por la cultura andaluza. 

Alfonso Jiménez Romero está considerado por los expertos el creador del universo gestual, actitudinal, identitario y escenográfico del conocido como “teatro ritual andaluz.” Según el académico Rodríguez Almodóvar, Jiménez aportó a la cultura andaluza un concepto desconocido hasta entonces: la dramaturgia del flamenco.

Una innovación que plasmaría en una trilogía dramática que comenzó con su obra Oratorio, continuaría en Quejío y que cerraría con Oración de la Tierra. Obras capitales del teatro andaluz del siglo XX,

 

 

Aunque hoy –injustamente- poco recordado, Alfonso Jiménez Romero (1931 Morón- 1995 Sevilla) fue uno de los valores más creativos de la cultura andaluza del siglo XX y una de las más valiosas aportaciones al teatro europeo contemporáneo. “Alfonso es el eslabón perdido entre Lorca, los Machado y el teatro actual”, dice Teresa Mora autora de la tesis doctoral sobre la vida y obra de este autor.

En las últimas cuatro décadas del siglo XX llevó a los escenarios la imagen más poderosa y profunda de Andalucía, basada en una simbiosis de teatro clásico, tradicional y moderno y un interés existencial en la plasmación de una identidad andaluza sobre las tablas.

Nacido en Morón de la Frontera en 1931 siendo universitario alternaba versiones de teatro clásico con un teatro de vanguardia muy rompedor donde planteaba la tragedia de la mortalidad, la finitud y el absurdo de la peripecia vital

Miembro fundador de la Fundación Machado, y experto en la obra de García Lorca en 1968 realizó su “Primera Experiencia Dramática con Flamenco: Romancero y Poema del Cante Jondo de Federico García Lorca”, a la que seguirían otras, entre ellas el crucial Oratorio, una de las grandes obras de la cultura andaluza. Oratorio fue un hito, supuso la experiencia que habría de marcar un antes y un después en la escena andaluza, con la incorporación del flamenco al teatro 

Ganó con esta obra el Premio Delfín de Teatro de 1.968, que estrenó dirigida por el maestro Juan Bernabé, el creador del Teatro Lebrijano, en la que  intervino Salvador Távora como cantaor y aportando algunas letras. Allí se conocieron Alfonso y Salvador y de ese contacto surgiría la idea que cristalizaría en “Quejío”. 

Alfonso Jiménez se vuelca en los 70 a una intensa producción teatral:  estreno en Madrid de Oración de la tierra ; El inmortal, El neófito, y La Murga, que escribió con Francisco Díaz Velázquez,concejal de Cultura de Sevilla…  uno de los acontecimientos teatrales del tardofranquismo. Por entonces, se relacionó con los grandes autores de su tiempo, entre ellos, la gran Julia Uceda con quien mantuvo una estrechísima amistad.

Sus obras se estrenaron en importantes ciudades españolas y europeas. Recibió el I Premio Nacional de Teatro Ciudad de Teruel 1971 por la obra “De lo que ocurrió el día de la inauguración del Gran Hotel”, fue nombrado Sevillano del Año en 1972, obtuvo en 1981 el Premio de Teatro Ateneo de Sevilla por su obra “La cruz de yerba” y en 1985 el Premio Hermanos Machado del Ayuntamiento de Sevilla por “Catalina y el Diablo”.

Durante dos años también escribió guiones de cine, pero dejó todo para buscar en la Andalucía rural las raíces del teatro popular y hacer una intensa labor etnográfica de recopilación de cuentos, cantes, coplas y leyendas . para  recuperar y conservar la tradición oral de la Campiña sevillana, una cultura ya en su época amenazada

Analizando su trayectoria, el extraordinario nivel de las obras de Alfonso Jiménez Romero, su creación del teatro ritual, la dignificación del teatro popular y su intensa labor etnoantropológica le convierten en uno de los artistas más brillantes de su siglo y uno de los forjadores artísticos del concepto de identidad andaluza.

La exposición  de Antiquarium es una muestra de parte de la imaginativa y rica indumentaria que Alfonso Jiménez Romero diseñó para sus teatrales. 

Y es que el papel de Jiménez en sus obras no se ceñía a la dirección y al texto. Su capacidad creadora abarcaba desde la luminotecnia, a la escenografía y el vestuario. La luz, la música, los colores, las telas, los accesorios, los gestos y las disposiciones escénicas enriquecían el texto y los actores potenciaban su expresividad a través de las indumentarias.

A través de esta exposición se llega a vislumbrar la grandeza escénica de un escritor único e injustamente olvidado cuyos textos de extraordinaria calidad literaria, profundamente andaluces y universales, siguen a la espera de una revisión justa y necesaria que situe a Jiménez Romero en el lugar que le corresponde: uno de los puntales de la Literatura del siglo XX, 

¿Cuándo? Del 2 al 15 de octubre 

¿Dónde? Sala Antiquarium . Plaza de La Encarnación “ Las Setas” Sevilla 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *