El Tercio de Olivares con la Gesta de Elcano

El Tercio de Olivares vuelve a estar presente en la celebración de los acontecimientos históricos más señalados de la ciudad. En este caso, el quinto centenario de la primera vuelta al mundo.

500 años habían transcurrido desde la más gloriosa de las efemérides náuticas. Sevilla viajaba en el tiempo para festejar la llegada de la nave superviviente de la más tortuosa de las travesías. Hombres de armas, soldados y soldaderas de la época se congregaban a las orillas del Guadalquivir. La ya mítica Nao Victoria había regresado y atracado a los pies de la Torre del Oro en la ciudad de Sevilla.

El Tercio de Olivares, picas al hombro y a paso ordinario, partía empezando a caer la tarde. El grupo volvía a demostrar su implicación con la gran historia de la ciudad y volvía a convertirse en el principal agente de difusión popular y mediático por los centenares de miles de fotografías que se compartían en las redes a tiempo real.

El grupo de recreación salió desde el Muelle de las Delicias recorrió el Puente de San Telmo, Plaza de Cuba y el embarcadero de la Cucaña en la calle Betis al que llegaron a las 8 de la tarde, siendo retransmitido por YouTube a espectadores de todo el mundo. Allí tuvo una presencia destacada el homenaje a los supervivientes de la expedición que fueron vitoreados con emoción “honor y victoria” uno por uno, y la aparición del mismísimo Elcano –doble exacto de la imagen pintada por Ferrer-Dalmau-. Se dispararon salvas que hicieron las delicias de los más pequeños que entre la estupefacción y la fascinación contemplaban la escena.

A las nueve menos cuarto acometían su procesión hacia la iglesia de Santa Ana recorriendo de forma multitudinaria la calle Betis, el Altozano y la calle Pureza. A lo largo de la comitiva se fueron leyendo diferentes manifiestos, pero el que se realizó a la puerta del templo por parte de Elcano, con la ofrenda floral a la Virgen por parte de los navegantes fue sin duda el capítulo más emocional de la jornada.

La Armada española acompañó en todo momento al Tercio estando al frente el Comandante naval de la Torre del Oro, el Capitán de Navío ferrolano González-Aller junto a oficiales de distintas embarcaciones y la banda de música de la Armada, Unidad de Música del Tercio Sur de Infantería de Marina, que confirió un empaque especial histórico- militar al evento. Su cénit llegaría con la interpretación del himno español a las puertas del templo y el rendimiento de honores a la Armada con las picas de los integrantes del Tercio de Olivares.

El Tercio contó con la colaboración de la Armada Española, el foto periodista Gerardo Lucio de la Iglesia ( autor del gran reportaje que incluímos), Código Mercenario, Corte imperial, Arcabuceros de Úbeda, Caterva del Sur, Fundación Nao Victoria, Legado Hispánico. Unas eficaces Policía Nacional y Naval mantuvieron un orden impecable en las decenas de miles de personas que asistieron a la comitiva.

La perfecta formación del Tercio de Olivares, sus exquisitas y vistosas indumentarias femeninas y masculinas, y la gran empatía del público que acompañó y vitoreó a España, al Rey, a la Armada, y a los navegantes de la gesta, dio un lustre especial y emocional a una de los desfiles más señalados que han tenido lugar en Sevilla en los últimos años. Pusieron corazón y emoción a una parte gloriosa de nuestra historia que, tal vez dormida durante décadas, cada vez enorgullece a más españoles.

Galería de imágenes de Gerardo Lucio

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *