De entre todos los belenes que estos días pueden visitarse en Sevilla, resulta excepcional e incomparable el denominado “Belén del mar”, en la Iglesia de la Anunciación, en la calle Laraña, próximo a las Setas de la Plaza de la Encarnación.


De una categoría artística y plástica sorprendente, deja admiradas a las miles de personas que ya lo han contemplado. Está instalado por la Asociación de Belenistas de  Sevilla, con maravillosas figuras de José Ángel Oviedo, los hermanos Cerrada y Montserrat Ribes. Se inspira en la idea de que el nacimiento de Jesús hubiera tenido lugar en un pueblo pesquero del mar de Galilea. Es digno de verse cómo se ha ejecutado el relieve del mar y su oleaje, las embarcaciones, los habitantes del imaginario lugar faenando con sus redes. Está lleno de curiosos detalles que causan el asombro del público. En resumen, una obra única que compensa el tiempo de cola para conocerla.