El Dúo Dinámico, los supervivientes de 83 años que nos enseñan a resistir  

“Resistiré” no es lo que parece, o no fue al menos en su origen aquello que ha terminado siendo: un himno de las más difíciles batallas humanas, ahora en la pandemia y años antes en la lucha contra el cáncer. ¿Para qué se compuso entonces esa famosa canción del Dúo Dinámico?

 

 

Se escribió con una marcada intención biográfica sobre el famoso Dúo español, el Dúo por excelencia. Se debe a Carlos Toro, un relevante periodista deportivo de El Mundo y compositor de cientos de canciones (“Mamá, quiero ser artista” para Concha Velasco, o “Desesperada” para Marta Sánchez),  que en 2001 contó en un libro la vida de los incombustibles cantantes. La canción se inspiró en una frase que Manuel de la Calva  -Manolo-  escuchó a Camilo José Cela: “El que resiste, gana”.  Manolo le pidió a Carlos Toro que escribiera una canción a partir de esa máxima, mientras que él se dedicaría a componer la música.

Desde esa anécdota se ha llegado a deducir que “Resistiré” surgió de una pura casualidad. Y fue uno de los temas que se incluyeron en el LP titulado En forma, grabado en 1988. Luego es relativamente reciente si consideramos que el primer disco del Dúo Dinámico apareció en 1959. Por eso, y llegando tan lejos una trayectoria musical de éxitos (como intérpretes y como compositores y productores de grandes artistas, Julio Iglesias entre ellos), “Resistiré” reflejaba perfectamente la filosofía de mantenerse siempre arriba, a pesar de tantas dificultades y tropiezos para conseguirlo. Contenía el ánimo y  la moral inquebrantable de quienes salen siempre a flote, por más que se hundan.

La magnífica canción que ha terminado siendo un himno universal a la tenacidad humana (en Argentina fue el himno con el corralito), se apoya en una melodía ágil, como si llevara el ritmo de un corredor de fondo o la fuerza en las piernas de un saltador de obstáculos… quizás el pedaleo de un ciclista en la escalada de una alta montaña. La verdad, pensándolo ahora, no entiendo que nunca haya sido una de las sintonías de la Vuelta Ciclista a España.

Mientras tanto, un incansable y continuo fraseo de versos va declarando los principios propios de un vencedor a toda costa. No tiene un mínimo material poético desechable. Y es magistral especialmente cuando dice “soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie”.

Con el tiempo, la canción serviría de terapia y superación al propio Manuel de la Calva cuando padeció un cáncer de colon, ya curado.

El gran toque de atención sobre la importancia de esta canción lo dio Pedro Almodóvar en su película “Átame”, porque la incluyó en la secuencia final, cantada en un coche por Antonio Banderas, Victoria Abril y Loles León mientras “Resistiré” sonaba desde la radio en las inconfundibles voces del Dúo Dinámico. Ahí empezó el boom. Y hasta hoy y para siempre.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *