El Club Náutico Sevilla solicita la Medalla de Andalucía
Aprovechando su 70º aniversario la entidad hispalense ha oficializado su solicitud en busca de un nuevo reconocimiento institucional a su trayectoria social y deportiva

El Club Náutico Sevilla ha escenificado su solicitud de la Medalla de Andalucía, oficializada formalmente este jueves, 13 de enero, en busca de un reconocimiento con el que celebrar su septuagésimo aniversario, efeméride que alcanza en 2022. En un acto celebrado en sus salones sociales al que no han faltado sus Socios Fundadores, selecto grupo formado actualmente por José O’Shee, Andrés de Arambarri, Ciriaco Criado, Francisco José Sánchez de Medina, Enrique y José Luis de Justo Alpañés, la entidad hispalense ha dado a conocer el dossier elaborado para la ocasión, en el que se recogen los méritos y motivos, que se entienden más que justificados, por los que recibir tal distinción por parte de la Junta de Andalucía el próximo febrero.

 

La comisión creada con el fin de recabar adhesiones a dicha solicitud, cuyo comisionado es Ricardo Villena y que proseguirá su cometido hasta la fecha tope que la Junta permita, está formada por los directivos de la entidad Alicia Caballero, Mario Leal y Alfonso de Alarcón, presidenta, vicepresidente primero y vocal de Relaciones, respectivamente; los expresidentes del Club Náutico María Dolores Blanco Morales y Francisco Caballero, el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Carmona; el Comandante Naval de Sevilla, Javier Albert; la campeona olímpica de vela en Londres 2012 Marina Alabáu, el subcampeón olímpico de remo en Los Ángeles 1984 Fernando Climent, el presidente de la Fundación Real Betis Balompié, Rafael Gordillo; y el director del área de Negocio del Sevilla F.C., Jorge Paradela.

Los apoyos institucionales recogidos hasta la fecha, más de un centenar que no hacen sino reafirmar al Club Náutico Sevilla en su labor social y eminentemente deportiva, han llegado por parte de las fuerzas políticas locales, con el propio alcalde de la ciudad, Antonio Muñoz, y su predecesor en el cargo, Juan Espadas, al frente; el mundo empresarial, los colegios profesionales, las hermandades, clubes locales y las federaciones deportivas. Hasta el Comité Olímpico Español (COE), por medio de su presidente, Alejandro Blanco; y el doble campeón olímpico y abanderado español en los Juegos de Tokio, Saúl Craviotto, no han dudado en adherirse a dicha solicitud.

Manteniendo intacto el espíritu que impulsara a sus fundadores a trasladar el deporte al Guadalquivir allá por 1952, los constantes éxitos acumulados durante este período y la proyección alcanzada por sus representantes, embajadores no sólo de la capital hispalense, sino de Andalucía e incluso España, como quedaba bien patente en los Juegos de Tokio, motivaron a la Junta directiva que preside Alicia Caballero a solicitar la Medalla de Andalucía.

Estas siete décadas de existencia, cargadas de valores y logros deportivos, tuvieron el pasado verano su máximo exponente en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. En la cita japonesa, con la participación de hasta siete deportistas en remo, piragüismo y vela, además de cinco técnicos, superaba su tope histórico desde que sus representantes debutaran en Roma 1960. Hasta entonces, su récord en las 14 ediciones de los Juegos en los que había tomado parte previamente databa de Atlanta 1996, con cinco deportistas, por los cuatro de Seúl 1988 y Río de Janeiro 2016.

Su notable aportación a la máxima expresión del deporte mundial no es sino el principal escaparate a la hora de dejar constancia del buen hacer de un club que hasta la fecha puede presumir de un bagaje difícilmente al alcance de otra entidad social de nuestro país: 41 participaciones en 15 ediciones de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, desde Roma 1960 a Tokio 2020, a través de 29 representantes en cinco disciplinas, remo, piragüismo, natación, vela y baloncesto. El balance: una medalla de oro (Marina Alabáu en vela en Londres 2012), una medalla de plata (Fernando Climent en remo en Los Ángeles 1984) y 16 diplomas.

Detrás de estos logros, y fiel a la filosofía de fomentar la práctica de los deportes náuticos que estimulara su creación a mediados del siglo pasado, se estima que el Club Náutico Sevilla ha formado altruistamente a más de 25.000 niños y jóvenes a lo largo de sus 70 años de historia, integrándolos en sus escuelas y secciones deportivas (vela, remo, piragüismo, baloncesto, natación, tenis, pádel y fútbol) e impulsando el deporte adaptado. Ha contribuido así, de forma notoria y trabajando desde la base, a acercar el deporte a los sevillanos al mismo tiempo que a integrar el río en la ciudad.

El indudable compromiso y la labor desinteresada en la promoción del deporte del Náutico, que cuenta con una masa social cercana a las 9.000 personas, también es patente en la multitud de eventos y competiciones que organiza. Como estandarte de los mismos, destaca el Ascenso internacional a vela del Guadalquivir, cuyo Comité de Honor preside el mismo Rey de España y que en septiembre del pasado año alcanzara las 55 ediciones.

LABOR SOCIAL Y SOLIDARIA

Al margen de sus constantes éxitos deportivos, tanto nacionales como internacionales, que tienen al fin y al cabo a los deportistas locales como protagonistas, la labor que realiza la entidad va más allá con la organización de charlas o clínics, en todos los casos abriendo sus instalaciones a la ciudad.

Sus numerosas actividades y convocatorias se extienden además a la agenda social, abiertas igualmente a la participación de los sevillanos o interesados, en forma de conferencias, presentaciones literarias, obras teatrales, pregones, exposiciones o conciertos, corroboran de esta forma su implicación con la capital andaluza y sus ciudadanos. Y en multitud de ocasiones mostrando de paso su faceta solidaria al colaborar con distintas asociaciones o entidades a través de eventos deportivos o campañas a beneficio de Cruz Roja, Cáritas, el Banco de Alimentos, Autismo Sevilla, la ONCE, la Fundación Vicente Ferrer o la Asociación Española para los efectos del tratamiento del cáncer.

Después de recibir en 1985 la máxima distinción española en materia deportiva con la concesión del Premio Nacional del Deporte Copa Stadium y hasta tres Premios Andalucía de los Deportes (1993, 2003 y 2013), además de la Medalla de la Ciudad de Sevilla en 2015, entre otros reconocimientos, desde el Club Náutico Sevilla se entiende que su constante y exitosa promoción deportiva durante estos 70 años, unida a la indisoluble función social que realiza la entidad, se merecen el reconocimiento institucional a nivel autonómico con la concesión de la Medalla de Andalucía, distinción que no haría sino premiar sus valores.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *