Se trata de una comedia de sevillanas maneras adaptada para teatro por Ana Graciani, con la dirección de Antonio Campos, y con Manolo Monteagudo, Moncho Sánchez-Diezma, Paqui Montoya y José María Peña en el reparto. Estará en cartel un mes, hasta el 17 de junio, con funciones de viernes a domingo

Su trama es ya bien conocida por muchos: Un asesino en serie tiene en jaque a la ciudad de Sevilla. Se trata de un misterioso criminal que asegura matar para preservar la pureza sevillana, de sevillanas maneras. Burlando una y otra vez la investigación policial, ya ha cometido siete asesinatos, firmados todos con el inconfundible sello de su peculiar arma homicida: una afilada cuña de regañá. El inspector Villanueva -llegado de Madrid para hacerse cargo del caso de la mano del muy sevillano agente Jiménez- está destrozado, y se dispone a regresar a Madrid con la amarga sensación del fracaso más estrepitoso de su carrera. Pero hoy es Jueves Santo, y en Sevilla, en Jueves Santo, puede pasar cualquier cosa…

“La adaptación teatral de la primera novela de Julio Muñoz Gijón ha supuesto un importante reto profesional para mí”, explica Ana Graciani, responsable de la adaptación del texto a teatro, y añade: “En primer lugar, no podía defraudar a la gran cantidad de seguidores con los que cuenta el autor de esta saga de sevillanísimos crímenes; por lo que debía ser fiel a su esencia y al disparatado tono de sus historias. Por otra parte, realizar la dramaturgia no era labor sencilla, dadas las particulares características de la novela, que transcurre en muy distintos lugares, a lo largo de diferentes momentos y cuenta además con numerosos personajes. En cualquier caso, una vez halladas las claves teatrales de la adaptación, el trabajo fue apasionante y, sobre todo, muy, muy divertido”. 


En esta misma línea, al preguntarle a Julio Muñoz Gijón, Rancio, qué va a encontrar el espectador que ha leído sus libros, comenta que: “por supuesto hemos metido cambios, así que el que haya leído la novela se va a encontrar cambios y sorpresas, aunque la esencia, claro, es la misma”. El Rancio destaca también que “Es la caña que, haciendo lecturas de guion sin entonar ni actuar ni nada, los actores y los técnicos se partan de risa”.

Este proyecto cuenta con un gran equipo, bajo la dirección de Antonio Campos. “Acometer la puesta en escena de un texto tan dinámico como es la versión de Ana Graciani sobre la novela de Julio Muñoz tenía su guasa. Y conste que me lo pensé. Pero contar con un equipo de actores de primera línea, especialmente entrenados para la comedia, y una producción dispuesta a apostar con ilusión por el proyecto, me disiparon todas las dudas. De modo que aquí estamos, trabajando a tope y deseando que el público disfrute tanto como nosotros con este thriller sevillano”, desvela el director. 

Venta de entradas. Las entradas para El asesino de la regañá tienen un precio de 15 euros (tarifa general) y 12 euros (tarifa reducida, para estudiantes, desempleados, pensionistas, Socio Fnac, Tarjeta Amigo de Escenarios de Sevilla, y grupos a partir de diez personas)