Duerme en paz eternamente el caballete de Carmen Laffón en Sanlúcar

 

La gran pintora sevillana Carmen Laffón ha fallecido esta madrugada mientras dormía en su casa de Sanlúcar de Barrameda. El funeral está previsto para mañana día 8 de noviembre.

Carmen Laffón de la Escosura nació en Sevilla en 1934, en una familia culta, progresista y acomodada. Se inició en la pintura tuvieron lugar a los 12 años de la mano del pintor Manuel González Santos, amigo de la familia y antiguo profesor de dibujo de su padre, por cuya indicación ingresa en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, a los 15 años. Tras cursar estudios en esta institución durante tres años se traslada a Madrid, en cuya Escuela de Bellas Artes finaliza su carrera. En ese mismo año, 1954, hizo su viaje de fin de estudios a París, donde quedó especialmente impresionada por la obra de Marc Chagall. Al año siguiente realizó una estancia de estudios en Roma con una beca. Sus viajes a Viena y Holanda fueron también hitos importantes en esos años de formación.

A su regreso a Sevilla en 1956 continuó pintando en la casa de verano familiar en La Jara, frente al Coto de Doñana, que acabará siendo el lugar central de su actividad artística. En 1961 conoció a Juana Mordó, quien se interesó vivamente por su obra y le ofreció un contrato con la galería Biosca. La relación con Juana Mordó seguiría más tarde cuando esta montó su propia galería. El modo de pintar de Carmen Laffón era enormemente distinto de la abstracción que imperaba en los círculos creativos de España en aquel momento, en los que los artistas de Juana Mordó tenían un puesto preponderante.

 

 

En 1962 regresó a Sevilla. Con la creación en 1967 de la escuela El Taller, junto a Teresa Duclós y José Soto, Carmen Laffón se acercó al mundo de la enseñanza artística, al que volverá años más tarde al incorporarse en 1975 a la Cátedra de Dibujo del Natural de la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, donde permanecerá hasta 1981. En 1982 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas.​

En 1998 fue nombrada académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. El 16 de enero de 2000 pronunció el discurso de ingreso titulado “Visión de un paisaje” que versó sobre su relación con Sanlúcar de Barrameda y el Coto de Doñana. Viviendo durante años entre Sanlúcar y Sevilla.

En 1992 tuvo lugar en el Museo Reina Sofía de Madrid una exhaustiva exposición retrospectiva de Laffón, que recorrió la práctica totalidad de su carrera artística. Su obra, realizada principalmente con las técnicas del carboncillo, el pastel y el óleo, abarca el retrato, la naturaleza muerta, los objetos cotidianos y, de manera muy especial, el paisaje. Sus vistas del Coto de Doñana son un verdadero prodigio de depuración estilística.

Descanse en Paz.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *